Ethan Medina sorprende en competencias de halterofilia

Ethan Medina aspira a representar a Puerto Rico en los juegos Centroamericanos

Por Alba Ruiz
Reportero Digital Puerto Rico

Lo que inició con una atracción por el “crossfit” terminó con la conquista de una medalla de plata en halterofilia.

El estudiante de la Universidad de Sagrado (USC) Ethan D. Medina Flores entrenó intensamente en el levantamiento de pesas y dominó a decenas de rivales en el torneo de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) 2018.

Actualmente se propone ganar la medalla de oro en la LAI 2019. Además, desea participar en los juegos Centroamericanos y en un futuro competir en las olimpiadas.

“¡Quién no quiere representar a Puerto Rico y escuchar La Borinqueña en el podio!” exclamó Medina poco después de obtener el segundo lugar en la categoría de arrancada o “snatch” en las competencias de halterofilia de la LAI 2018.

En entrevista con Reportero Digital Puerto Rico, recordó que llegó a un departamento deportivo que estaba a punto de cerrar y no tenía los recursos necesarios para poder entrenar. Sin embargo, no perdió el entusiasmo y practicó con mucho esfuerzo.

Medina comenzó a entrenar desde agosto de 2018, de lunes a sábado, porque tenía interés firme de participar en las pruebas de la LAI.

Sin embargo, dos semanas antes del inicio competencia, se lesionó la espalda baja. “La última semana me tome el riesgo de no entrenar nada para ver si me recuperaba. Eso se supone que no se haga porque a la que dejas de entrenar pierdes tu rendimiento y la técnica totalmente” explicó Medina.

“Estaba estresado. Tenía miedo de arriesgar ganarme algo en esta LAI, pero no poder
participar en las próximas”, agregó.

Sin embargo, ya todo es historia. A pesar de su lesión, obtuvo el segundo lugar levantando 253 libras en arrancada.

Explicó que como requerimiento para los beneficios que recibe el estudiante atleta debía estar entre los primeros cinco lugares y se llevó la presea plateada.

“Estaba bien preocupado. De mi desempeño en la competencia dependen los beneficios en la universidad”, sostuvo.

En esta etapa, Medina admite errores incurridos en el pasado, durante su entrenamiento, pero alude a su estrategia para mejorar el próximo año.

“Los errores que tuve esta temporada fueron en mi preparación. Las ganas de querer llegar a pesos que no había llegado antes fue lo que provocó mi lesión. El año que viene voy a tener mucho más cuidado durante mi preparación” anticipó.

El atleta piensa que la halterofilia es un deporte muy retador mentalmente, más que físico.

“El deporte consiste en mucho balance y busca crear fuerza en el musculo. Hay mucha presión. Tienes que entrenar todo el año para un movimiento que dura segundos”, argumentó.

Aun así, el deportista resalta el orgullo y la importancia que tiene para él representar la Universidad del Sagrado Corazón.

“Me llena de orgullo. Yo nunca me vi haciendo el deporte y ahora estoy representando la universidad, poniendo su nombre en alto en un deporte que no se resaltaba tanto”, subrayó.

Por otro lado, explicó que en un momento importante, debido a la ausencia de entrenador, una persona que lo ayudó con sus entrenamientos fue la estudiante Gabriela Ayala.

Por su parte, Ayala dijo que la estrategia que utilizó para ayudar a Medina incluyó observar su desempeño y hacer comentarios para estimular su confianza.

“Me basé en la corrección de errores en la técnica y fomentar su confianza”, señaló Ayala. “Desde agosto siempre pensé que Ethan podía ser medallista”, agregó.

Medina, por otro lado, explicó que el entrenador Andrés Vargas aportó mucho a su desarrollo en la halterofilia. Por eso, considera que todo lo que es actualmente como buen competidor en esta disciplina se lo debe a su entrenador a Vargas, quien, según explicó, fue el primero en fijarse en su potencial.

El propio Vargas elogió al joven atleta. “Lo mejor que tiene Ethan es que es un buen competidor y le gusta el deporte”.

Su desarrollo profesional, “es un proceso largo, pero si sigue como va entrenando duro sé que llegara a representar a Puerto Rico”, aseguró.

Mientras, Medina hizo un llamado a los jóvenes deportistas de halterofilia y los motivó para que no se rinda.

“Que lo intenten. Yo tampoco me vi capaz de estar en este deporte, pero ahora mismo duermo, como y respiro halterofilia…es mi pasión”, concluyó el medallista sagradeño.