Presencia de beato “Charlie” se sintió en rodaje de su filme biográfico

Escena de Vivimos para esa noche

Así lo aseguran actores del filme puertorriqueño “Vivimos para esa noche”

Por Juliana Rivera
Reportero Digital Puerto Rico

El director del filme “Vivimos para esa noche”, Luis Molina, así como parte del elenco, revelaron que sintieron la presencia de Carlos Manuel Rodríguez mientras filmaban la película que presenta la vida y obra del primer beato puertorriqueño.

“Allí se sentía algo, una paz increíble. Todo el mundo siempre decía que Charlie estaba allí”, dijo a Reportero Digital Puerto Rico el actor Eduardo J. Méndez Sepúlveda, quien interpretó a Carlos Manuel en su adolescencia.

El joven de 21 años también confesó que sintió nervios al compartir escena con actores profesionales, a quienes admira desde pequeño.

“Primero sentí emoción y luego un nerviosismo gigantesco” reveló Méndez, estudiante de Administración de Empresas y Actuación en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras.

La especial sensación de paz experimentada en este trabajo también la mencionó el actor Ricardo André Lugo, quien interpretó a José “Pepe” Rodríguez. “Una vez decían acción, siempre se sentía paz”, dijo el egresado de la Universidad del Sagrado Corazón (USC).

Mientras, el director, quien también es profesor de la USC, cree que la mano del beato sigue estando presente en el proyecto.

Molina destacó las buenas actuaciones de Méndez Sepúlveda y del actor Guisseppe Vázquez, quienes tuvieron la ardua tarea de darle vida a Charlie durante distintas etapas de su vida.

Además, explicó que no solo se enfocó en desarrollar la historia del beato sino del momento histórico que le tocó vivir, por lo que la cinta también refleja la historia de un pueblo.

“Estoy bien claro que para la audiencia que nos enfocamos, vamos a tener mucho éxito”, expresó entusiasmado el profesor Molina, quien labora hace tres décadas en la Escuela de Comunicación de la USC.

“Vivimos para esa noche”, cuyo rodaje comenzó en 2007 y culminó poco antes del paso del huracán María, tendrá su gala premier el 19 de enero de 2019 en el Centro de Bellas Artes Luis A. Ferré. Además, será presentada en todos los pueblos de la isla e internacionalmente, anunció Molina.

Sagradeños claves en la producción

El 60 por ciento de las personas que trabajaron en la película fueron estudiantes de la USC. Molina explicó que este grupo de estudiantes y egresados tuvo la oportunidad de trabajar en la industria del cine tradicional y no en vídeo digital como se acostumbra en la actualidad.

Para el director, la parte más difícil fue recrear las cinco décadas de la vida del primer boricua en ser beatificado.

“La película generó 12,000 vestuarios y un inventario de 69 carros antiguos”, destacó Molina, quien ha creado 60 filmes desde que trabaja en la USC.

Un milagro salvó el proyecto

Al no tener dinero suficiente para continuar la filmación, Molina solicitó al gobierno un documento para obtener un crédito contributivo debido al momento de crisis experimentado en la producción.

Sin embargo, la ayuda gubernamental no se produjo inmediatamente y en un momento no se tenía certeza de que la aportación se aprobara. Molina recordó que en una ocasión la actriz Velda González aseguró que intercedería para que el dinero necesario llegara.

Por eso, admitió que consideró un milagro que llegará el crédito contributivo luego del fallecimiento de González, quien jocosamente había dicho en una ponencia en la USC que si fallecía, iría donde el beato para decirle que lo ayudara a terminar la película.

Tres días más tarde del fallecimiento de la destacada artista y exsenadora llegó el crédito de parte del gobierno. “¡Yo lo considero un milagro!”, concluyó Molina.

El profesor Luis Molina supervisa una de las escenas de Vivimos para esa noche. Foto suministrada