Estrena en la otra orilla documental Después de María

Por Jolimar Franco, José Santana García, Juliana Rivera, Génesis Rodríguez Torres, Edgardo Javier Feliciano Toro, Viviana Flores, Camila Torres y Gerardo Cordero
Reportero Digital Puerto Rico

El documental Después de María: Las 2 orillas estrenó en el estado de la Florida el 18 de octubre, informó la cineasta Sonia Fritz.

La directora del filme. que recoge testimonios de boricuas que se mudaron a Orlando tras la devastación causada por el huracán María en Puerto Rico, precisó que la cinta se proyectó en el campus de la Universidad Internacional de la Florida, en Miami.

La presentación se llevó a cabo en el Centro de Estudiantes de la institución e incluyó un foro de discusión con los alumnos al culminar la proyección del documental, explicó Fritz, profesora de la Universidad del Sagrado Corazón (USC).

Fritz adelantó a Reportero Digital Puerto Rico que el documental en torno a la lucha de boricuas en la diáspora floridana y en comunidades pobres de la isla se presentará en noviembre en la prestigiosa Universidad de Yale.

En la citada institución ubicada en New Haven, Connecticut, las proyecciones serán el 7 y 8 de noviembre, explicó la cineasta, quien reveló que también ha sido invitada para presentar el filme en Nueva Orleans el 10 de noviembre, en el Congreso de los Capítulos de la
Fundación de las Humanidas (NEH).

La producción, además, se presentará en la Gran Manzana. El documental fue seleccionado por el International PR Heritage Film Fest para proyectarse en Nueva York entre el 14 y 18 de noviembre.

Después de María: Las 2 orillas estrenó en Puerto Rico el 20 de septiembre en el Teatro Emilio Belaval de la USC y en Fine Arts Cinema, en el Popular Center de Hato Rey donde sigue en cartelera.

GC

Producción lista para audiencia internacional

Después de María: Las 2 orillas incluye la traducción en inglés de su contenido original en español, gracias al trabajo de la profesora Alexandra Vega.

En entrevista con Reportero Digital Puerto Rico, Vega relató el reto que representó traducir y sintetizar los testimonios de gente común, así como de profesionales, y de otro contenido clave que forma parte del documental.

“Yo pienso que toda película puertorriqueña debe traducirse, si aspira a ser exportable, si aspira
a ser vista por personas cuya primera lengua no sea el español”, expresó la profesora de la Universidad del Sagrado Corazón.

“El reto principal es que esto era un documental con entrevistas espontáneas, no eran líneas
de un guión memorizado. Por ende, los entrevistados a veces repetían una idea, o hablaban
con oraciones sumamente largas, o se expresaban de una forma peculiar. Para el traductor,
esto implica un dilema de cuan literal debe ser la traducción, o si debe reflejar la idea esencial
sin necesariamente capturar el estilo oral del que habla”, explicó.

“Algunos entrevistados hablaban de forma casual, pero otros eran académicos muy articulados
que comunicaban mucha información. La traducción debía reflejar esas diferencias, y en el
caso de los académicos que impartían datos, tratar de reflejar esa sustancia en poco tiempo”,
añadió Vega.

La educadora, quien dicta cursos de cine y otras materias en la Escuela de Comunicación Ferré Rangel, reveló que la traducción al inglés tomó alrededor de seis horas.

“En el caso de este documental, se ha exhibido y seguirá exhibiendo fuera de Puerto Rico, y
aunque muchos espectadores hablan el español, otros no. Por eso había que traducirlo”, puntualizó Vega.

JSG

Cómo surgió la idea del documental

Tras enterarse de una convocatoria hecha por la Fundación Puertorriqueña de las Humanidades para que artistas locales sometieran propuestas que representaran el proceso de reconstrucción post huracán María, la reconocida cineasta mexicana Sonia Fritz decidió preparar un documental muy distinto a los que había producido hasta el presente.

Sin embargo, al trabajar previamente con el tema de inmigración tenía el concepto que quería representar bastante claro, comentó Fritz a Reportero Digital Puerto Rico.

Tomando en cuenta temas como autogestión, educación, economía y cultura, la cineasta comenzó su travesía para coordinar las entrevistas, filmar y finalizar la edición con miras de presentar su proyecto en el aniversario del catastrófico evento atmosférico.

La filmación tuvo una duración de nueve días; cuatro en la ciudad de Orlando, Florida, y cinco en la isla. Aquí se rodaron imágenes y entrevistas en Carolina, Naguabo, Lares, Humacao y Camuy.

Tras comenzar la filmación ocho meses después del huracán, Fritz se dio a la tarea finalizar el documental a la mayor brevedad posible pues “el país está cambiando rápido y los números de migrantes están cambiando muy rápido”.

La producción cinematográfica ha sido bien acogida por el público y los críticos. Por eso, recordó que ha sido seleccionado para figurar en el International Puertorican Film Festival en Nueva York.

JF

Música contrarreloj compuesta sin imágenes

La música del documental “Después de María, las 2 orillas” fue creada aproximadamente en una semana y media, reveló el músico Enrique Bayoán Ríos Escribano.

“Ha sido el trabajo en que menos tiempo he tenido para hacer la música” expresó el artista en conversación en línea con Reportero Digital Puerto Rico.

El compositor explicó que tardó mucho en recibir la versión final del documental, un asunto que no dependía de la cineasta Sonia Fritz sino de mucha gente y de presupuesto.

Por eso, comenzó a crear la música sin ver los visuales y luego acomodó la música según las escenas. “Fue difícil. Tuve mucha ansiedad”, confesó al explicar que en ese tiempo también atendió otros trabajos y “también me mantuve tocando, grabando y produciendo” otros temas.

Además del factor tiempo, Ríos Escribano relató que tuvo que recurrir a grabarlo todo en un estudio casero que tiene en su hogar ya que el presupuesto no fue suficiente para que todos los músicos grabaran en un estudio.

Sin embargo, lo que podría parecer un escollo no lo desalentó y logró la encomienda de la producción en un tiempo limitado. “Me encanta porque así tengo más control del tiempo para entregarlo y editarlo”, manifestó el también integrante del destacado grupo musical Tepeu.

Fritz y Ríos Escribano llevan más de ocho años trabajando juntos y con este nuevo documental describe su experiencia como gratificante y más, sobre todo por tratarse de historias emotivas ocurridas tras el paso del huracán María.

JR

Escenas de impacto en Orlando

La camarógrafa Brendaliz Negrón se siente orgullosa de su aportación en la producción del
documental Después de María: Las 2 orillas y considera que su trabajo ha sido interesante y
valioso.

Expresó que lo que le hizo interesarse este proyecto en su caso fue “aportar a contar algo de
la realidad que vivimos como país”.

Negrón explicó que le intrigaba conocer las diferentes razones por las cuales las personas se
han ido de Puerto Rico y ver la realidad que enfrentan una vez allá, en Orlando, ciudad
donde tuvo la responsabilidad de grabar las imágenes para el documenta.

“En Orlando algo que queríamos  mostrar era un poco las diferencias entre allá y acá”,
argumentó al referirse al contraste de un país devastado por un huracán y los paisajes tan
cuidados de la Florida, la limpieza y organización que caracterizaba a la ciudad.

Además, destacó que también resultó importante a través de lo grabado en Orlando
“mostrar el nivel de puertorriqueñidad que se ve por todos lados, en la calle, los comercios,
etc.”.

CT

Boricuas fortalecidos en la otra orilla

A pesar de la tristeza de tener que alejarse de la patria, puertorriqueños residentes en Orlando, entrevistados Después de María: Las 2 orillas afirman que se sienten fortalecidos con el paso del tiempo, aunque algunos admiten lo duro de relatar en cámara para el documental lo que han vivido.

Ese es el caso de Maritza Alameda, una joven madre camuyana que se reubicó con su esposo e hijos en Florida buscando trabajo y mejor calidad de vida. Con el paso del tiempo, “nos sentimos con más fuerzas para continuar, aunque relatando (en cámara nuestra historia) fue como volver a vivir el momento de nuestra separación con las personas que amamos”, afirmó Alameda a Reportero Digital Puerto Rico.

En el documental, Yadiel Rivera, el hijo menor de Alameda, narra lo difícil que resultó separarse de su abuelo Don Juan Alameda, quien también narró en cámara lo angustioso de tener a su hija, nietos y yerno viviendo lejos de su hogar en el barrio Puertos de Camuy.

El documental tambien cuenta historias de boricuas que han levantado negocios que buscan ayudar directamente a la comunidad puertorriqueña en la Florida ente los que figuran Eduardo Colón, propietario de “Melao Bakery”; Dorimar Mercado, dueña de “Coquí Snacks” y Willer Vélez quien posee el negocio “Willer’s SuperMarket”.

Los comerciantes expresaron su satisfacción de poder servir a los boricuas que se mudan a Florida y hacerlos sentir como si estuvieran en la isla al permitirles adquirir productos y comidas típicas, algunas difíciles de encontrar en los Estados Unidos. Los negociantes cumplen un rol importante para la diáspora en la otra orilla y así queda demostrado en el documental.

GRT

Viva la esperanza en la gente de Puerto Rico

“Realizar este documental, con un equipo tan talentoso, fue recuperar la esperanza en la
gente de este país, y recuperarla gracias a todas las personas y proyectos que aparecen frente a
cámara y nos cuentan sus historias”, expresó Sonia Fritz al reflexionar sobre la producción de Después de María: Las 2 orillas.

La cineasta explicó que al planificar la producción del citado documental le inquietaba la emigración a Estados Unidos y el impacto de la separación a la que se veían obligadas muchas familias para intentar tener una mejor calidad de vida después del huracán.

Sin embargo, además del movimiento de los puertorriqueños al estado de la Florida (la otra orilla), especialmente a la ciudad de Orlando después del potente ciclón, también se presentan en el documental labores específicas de proyectos comunitarios que son parte de la recuperación en Puerto Rico.

Algunos ejemplos de esas gestiones dramáticas que recogen las escenas del filme son el rescate de nasas en las aguas de la costa sureste y el comedor comunitario protagonizado por féminas que cocinan y llevan comida caliente a personas pobres y marginadas.

Las escenas submarinas que muestran el trabajo de Pescadores buzos permiten observer el daño del huracán María en el suelo marino costero de Puerto Rico. Se aprecian los corales destruidos y la importancia de sacar las trampas de pesca para evitar una reducción mayor de la fauna marina. Varios entrevistados relatan que la pesca ha disminuido debido a la destrucción de los corales, pero afortunadamente ahora una entidad protectora del medio ambiente les paga por remover las nasas.

Las escenas del comedor comunitario ilustran el lado noble y humanitario de mujeres que se sacrifican por ayudar a vecinos menos afortunados que por falta de luz y recursos no siempre tenían comida caliente para alimentarse.

Fritz dijo a Reportero Digital Puerto Rico que en muchas ocasiones los documentales no tienen apoyo masivo de la audiencia. Sin embargo, precisó que ha sido afortunada porque varias producciones de su autoría han logrado gran respaldo del público.

Mencionó que el documental “15 Faros de Puerto Rico” estuvo seis semanas en cartelera en Fine Arts de Hato Rey, así como tres semanas en Fine Arts Miramar. “Eso para un documental en cualquier liga y cualquier país es buenísimo.

15 faros de Puerto Rico obtuvo el premio al mejor documental en el International Puerto Rican Heritage Film Festival, en Nueva York. El filme hace un recorrido por los principales faros de la isla y cuenta sus historias con testimonios y datos históricos interesantes.

EJFT

Aportaciones cruciales

La Fundación Puertorriqueña de las Humanidades (FPH) figura entre las entidades cuyas aportaciones permitieron la producción del documental Después de María: Las 2 Orillas.

La FPH informó que otorgó una asignación de $20,000 para la realización de la citada producción audiovisual ya que la propuesta presentada por la profesora Sonia Fritz fue seleccionada entre varias sometidas ante una convocatoria de la organización para documentar lo ocurrido en Puerto Rico tras el impacto del huracán María.

Sonya Canetti, directora de la oficina de proyectos de la FPH, organización sin fines de lucro dedicada a exaltar los valores humanísticos mediante iniciativas diversas, indicó que la entidad siente satisfacción al ver el resultado de la producción y como al equipo de profesionales de la película se incorporaron estudiantes universitarios.

Por otra parte, José Javier Pérez, corresponsal de El Nuevo Día en el estado de la Florida, explicó que GFR Media, empresa productora del rotativo, apoyó el filme al colaborar con la cineasta para ubicar fuentes que fueron entrevistadas en varios segmentos, entre otros aspectos vinculados al suministro de información y respaldo en la logística en la ciudad de Orlando.

La USC, por otro lado, aportó al documental al permitir la participación de profesores y personal de la la Escuela de Comunicación Ferré Rangel en la realización del trabajo.

VF