Sin corregir serias fallas en el Zoológico de P.R.

Mundi, la elefanta sería llevada a un refugio en EE.UU. foto de Primera Hora / GFR Media

Kathia López
Especial para Reportero Digital Puerto Rico

Las mejoras exigidas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) en el Zoológico de Puerto Rico, Dr. Juan A. Rivero, no se han puesto en vigor a cabalidad, aunque el término estipulado por la agencia federal venció el 30 de abril de 2018.

Mientras, las deficiencias y muertes de animales han persistido en esas instalaciones estatales, que una vez fueron uno de los grandes atractivos turísticos de la región oeste del país.

En el parque nacional se sigue incumpliendo la ley y es que, a poco más de un año de los señalamientos de irregularidades y deficiencias por el USDA, todavía carecen de un plan de trabajo para atender las situaciones del zoológico y de mejorar el cumplimiento de las instrucciones de parte de los cuidadores, según reconoció el Comité Clínico del Colegio de Veterinarios de Puerto Rico, cuyo reporte examinamos en detalle como parte de esta investigación.

En el último informe del Comité Ejecutivo del Zoológico de Puerto Rico, presentado a la Comisión de Desarrollo del Oeste del Senado el 12 de marzo, se expuso que 127 mamíferos requerían examen físico, vacunas y/o control de natalidad. De estos, 30 lo necesitaban de forma urgente. También, el grupo denunció que hay animales que requieren de baños frecuentes y esta acción no se está llevando a cabo por falta de materiales.

Asimismo, documentaron que algunos animales que estaban siendo alimentados con comidas alternas de otras especies porque no cuentan con la alimentación recomendada por expertos veterinarios. El zoológico todavía carece de instrumentos para llevar a cabo esterilizaciones o estudios médicos, según se consignó en el informe.

Por otro lado, se reportó que hay animales bajo peso y enfermos, pero no hay un veterinario a tiempo completo en las instalaciones, contrario a lo que le ordenó el USDA. Como consecuencia, dos pumas habían sido reportado muertos y otro se encontraba agonizando, pero al momento de publicar este reporte se desconocía sus condiciones de salud.

Este comité ejecutivo que se nombró para que diera seguimiento a las serás irregularidades señaladas por las autoridades federales, también reportó que hay animales que se encuentran sin refugio o guarida adecuada en su zona de cautiverio porque las instalaciones no son aptas para ellos. Esas deficiencias han causado que padezcan de cojera e intoxicaciones, indica el reporte.

“El área de los dos hipopótamos necesita una planta de tratamiento para mantener el agua limpia en todo momento. Actualmente hay que cambiar el agua dos veces a la semana y requiere que se encuentre limpia en todo momento”, resalta el documento.

Además, Mundi, la única elefante que tiene el parque nacional “está presentando sonidos en las patas de posible artritis. Esto se puede deber al desnivel del terreno de su exhibición; el mismo está lleno de hoyos y son peligrosos tanto para ella como para sus cuidadores”, explica en el informe.

Por su parte, el Comité Clínico del Colegio de Veterinarios de Puerto Rico presentó un informe a la misma comisión el 13 de marzo, en el que se expone que no cuentan con tecnólogos veterinarios y necesitan al menos tres. Reconocen que hay mal olor en el zoológico y deterioro por falta de mantenimiento notable en las veredas y facilidades públicas. De igual forma encontraron deterioro en las oficinas administrativas y de seguridad.

Contradicciones sobre el cumplimiento de la ley

Kathia López
Especial para Reportero Digital Puerto Rico

Aunque informes recién presentados ponen en evidencia lo contrario, la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Oeste de la Cámara de Representantes, encargada de realizar una investigación sobre el estado actual del Zoológico de Puerto Rico, aseguró que se está cumpliendo con la ley vinculada al cuido de animales en cautiverio.

En el informe parcial de la comisión, que preside la representante Maricarmen Mas Rodríguez, se expone que “la evidencia es a los efectos de que a los animales se le realizan exámenes médicos, diagnósticos, tratamientos, entre otros, y que reciben el debido cuidado¨. Agrega el reporte que ¨tampoco hay evidencia sobre abandono de los animales¨ y asegura que ¨la evidencia al respecto es que los empleados cumplen con las responsabilidades que tienen como guardianes de los animales”.

En el mismo informe se establece que el presidente del Comité Ejecutivo del Zoológico de Puerto Rico, Luis Martínez, expresó que no conoce de denuncia alguna sobre el cuido de los animales a tenor con la Ley 154 de 2008, conocida como Ley para el Bienestar y la Protección de Animales.

Sin embargo, el comité que Martínez preside continúa señalando las múltiples negligencias que existen en el zoológico con el cuidado de animales, con propósito de identificar las áreas que requieren atención inmediata y mayor atención, en vías de garantizar el mejor cuidado de todas las especies que allí habitan.

La Ley 154 incluye, pero no se limita, a los siguientes requerimientos de cuidado: (1) Cantidad y calidad de alimento suficiente para permitir el crecimiento o mantenimiento de peso corporal normal para el animal; (2) Acceso abierto o adecuado a agua potable, de temperatura apta para tomar en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades del animal; (3) Acceso a un establo, casa o cualquier otra estructura que pueda protegeral animal de las inclemencias del tiempo, y que tenga un lugar apropiado para dormir que lo proteja del frío, calor excesivo y la humedad; (4) Proveer el cuidado veterinario que una persona prudente estime necesario para proteger al animal de sufrimiento, el cual incluye vacunación y cuidado preventivo; (5) Acceso continuo a un área en donde el animal tenga el espacio adecuado para ejercicio necesario para su salud; (6) Un medioambiente limpio y libre de exceso de desecho u otros contaminantes que puedan afectar la salud del animal.

Incierto el futuro del zoológico boricua

Kathia López
Especial para Reportero Digital Puerto Rico

A nueve meses de que el gobernador, Ricardo Rosselló, anunciara que se estarían trasladando animales del Zoológico de Puerto Rico Dr. Juan A. Rivero, desde Mayagüez a santuarios de Estados Unidos, con miras a cerrar, reestructurar y reabrir posteriormente el parque nacional, todavía este proceso no se ha comenzado.

Las organizaciones que fueron sugeridas para trasladar algunos animales aseguraron que no existe confirmación alguna por parte del Departamento de Recreación y Deportes (DRD) o del zoológico, que continúa cerrado tras el embate del huracán María. Por eso, al momento es incierto cuando se dará paso a estas reubicaciones.

Las recomendaciones aceptadas por el gobernador en agosto, hechas por el Comité Ejecutivo del Zoológico de Puerto Rico son que se reubicarían en los santuarios Elephant Refuge North America, en Georgia, a la elefante Mundi, y en The Wild Animal Sanctuary, en Colorado, y The Wildcat Sanctuary, en Minnesota, a los felinos.

El Comité Ejecutivo del Zoológico en su informe indicó que nunca ha discutido como alternativa el cierre de la instalación. Sin embargo, recalcaron que “cumpliendo con lo establecido en la Ley 154, en protección de los derechos y el bienestar de los animales y evitando cualquier situación que represente un peligro para la salud, seguridad, bienestar físico o emocional de un animal, se recomendó el traslado de la elefante Mundi y a 12 felinos (al momento de esta publicación son 10 porque dos perecieron tras la divulgación del reporte) a santuarios en los Estados Unidos. Se recomendó además una evaluación por parte del personal de los santuarios de otros animales que pudiesen ser trasladados a sus respectivos santuarios”.

Por su parte, el Municipio de Mayagüez aseguró que se está trabajando con un nuevo plan de fideicomiso que se haría cargo del zoológico. El asesor legal del alcalde de Mayagüez, Arnaldo Irizarry, indicó que el mismo plasma una unión entre la Universidad de Puerto Rico Recinto de Mayagüez (UPRM), el DRD y el Municipio para que en conjunto lo desarrollen.

“El Municipio no va a estar a cargo del zoológico, sería el fideicomiso, ya que es un ente jurídico independiente tanto del Municipio, del Colegio y del DRD. El fideicomiso se está movilizando para realizar APP (Alianza Público-Privada) para desarrollar las facilidades. Además, el título de propiedad del zoológico está a favor del fideicomiso en una escritura, lo cual es perpetuo”, explicó Irizarry a Reportero Digital Puerto Rico.

Irizarry también puntualizó que la Junta está formada y constituida, ya que están dentro del periodo de tres años que el fideicomiso estipuló con el DRD para hacer la transición. Además, dijo que el municipio le había escrito al anterior secretario del DRD, Waldemar Volmar, para establecer una transición ordenada, dado que ya estaban dentro del periodo de tres años, pero no habían recibido respuesta concreta.

Sin embargo, recibieron una carta breve que establecía que este asunto había ido a la Comisión de Desarrollo Integrado de la Región Oeste, en la Resolución de la Cámara 53, con el fin de “cerrar el zoológico y trasladar los animales”.

Bajan los números del zoológico de Mayagüez

Kathia López
Especial para Reportero Digital Puerto Rico

Luego de los señalamientos de las condiciones deterioradas en las que se encuentra el Zoológico de Puerto Rico, Juan A. Rivero, muchos se oponen a que permanezca abierto y esto ha provocado una reducción en las visitas, los ingresos y gastos.

En un informe del 24 de abril de 2018, como parte de la Resolución del Senado 298 para ordenar a la Comisión de Desarrollo del Oeste del Senado que realice una correspondiente investigación de esa importante instalación, se consignó que los ingresos del Zoológico de Mayagüez, “lamentablemente han ido en descenso”, según confirma el Departamento de Recreación y Deportes (DRD).

El informe detalla que para el año fiscal 2012-2013 el parque tuvo $1,691,865 en ingresos, con gastos globales de $2,595,222.00. Al año siguiente, en el periodo fiscal 2013-2014, tuvieron $1,001,897 y $2,508,253.00 en gastos.

Sin embargo, durante el pasado año fiscal 2016-2017, los ingresos del parque se redujeron a $526,498, con gastos de $1,290,663.00.

Actualmente, la nómina para del único zoológico existente en Puerto Rico, que cuenta con 29 empleados regulares, es de aproximadamente $503,113 anuales, sin incluir gastos de servicios profesionales, como la veterinaria a tiempo parcial que laboraba al destaparse las irregularidades confirmadas por las autoridades federales tras denuncias de activistas defensores de los animales.

El DRD indica que las asignaciones de fondos o donaciones permitidas por ley no han sido suficientes y cataloga la situación económica del Zoológico de Puerto Rico como precaria. “Esto ha ocurrido debido a mala imagen que ha surgido debido a las situaciones del zoológico que muchas carecen de fundamento”, señalan.

Por su parte, en el mismo informe, la Compañía de Turismo de Puerto Rico, señaló que la información que han recopilado por lo publicado en los medios noticiosos, así como por su oficina regional, los ha llevado a concluir que el zoológico no cumple con lo requerido para recibir el endoso promocional de la Compañía de Turismo, ni con la política ambiental de dicha entidad porque para esta es importante el trato hacia los animales.

Mencionan, además, que Puerto Rico pierde aproximadamente 15 millones de dólares anuales por la “impresión nociva” que se llevan los visitantes y que la situación del zoológico resulta en detrimento para la promoción del turismo.

Estas deterioradas condiciones en las que se encuentra fueron las que llevaron a la organización Pet Friendly PR a iniciar una campaña para el cierre del zoológico con un recogido de firmas a través de la página change.org. Bajo el título Close the Zoo in Puerto Rico (Cierren el zoológico de Puerto Rico) iniciaron la misma el 28 de junio de 2017 y al momento de redactar este artículo contaba con 26,142 firmas.

“El mundo está evolucionando y el concepto de los zoológicos se ha vuelto obsoleto. Los animales han sido trasladados a santuarios o a su hábitat natural. Es un proceso, pero se hace constantemente por organizaciones preparadas y especializadas en este tema. El zoológico lleva años en condiciones deprimentes, y ahora, mientras Puerto Rico enfrenta la crisis económica más grande, no sé qué le hace pensar al gobierno que podemos mantener un zoológico. Tenemos una oportunidad de trasladar a estos animales a santuarios donde ya han sido aceptados, hay que aprovechar la oportunidad, o de lo contrario morirán. Ya somos conocidos mundialmente por el tema de sobrepoblación y maltrato de perros y gatos, no demos otra razón para hablar de cómo tratamos los animales”, expresó en Twitter Sylvia Bedrosian, presidenta de la organización que promueve el cierre.

Este movimiento llegó a la organización People for the EthicalTreatment (PETA) y en agosto enviaron un mensaje a sus seguidores a través de su cuenta de Twitter apoyando el cierre del zoológico.

“A tiger & 5 lion cubs died at this #PuertoRicozoo last month. More proof that animals don’t belong in captivity”, lee el mensaje, acompañado de un enlace de un artículo que detalla lo que viven los animales en ese zoológico.

¿Está de acuerdo con el cierre o piensas que debe ser rehabilitado para reabrir remodelado y con garantías de buena atención a animales en cautiverio?

Escribe a:klopezsot88@sagrado.edu