Sagradeños participan en la manifestación del 1 de mayo

Estudiantes de la USC se unieron a la manifestación del 1 de mayo de 2018. Foto Suministrada

Estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) se unieron a miles de manifestantes que el 1 de mayo de 2018 participaron en las protestas de rechazo a medidas impulsadas por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) que se estima impactarán de forma negativa a toda la población.

A eso de las 9:30 a.m., más de medio centenar de sagradeños marchó desde la sede de la institución, en la Parada 26, en Santurce, hasta la Milla de Oro, en Hato Rey, donde se encontraron con otros grupos de jóvenes universitarios, sindicalistas, pensionados y maestros que rechazan propuestas de la JSF

La propuesta de integrarse al evento, realizado como parte del Día Internacional de los Trabajadores, surgió de una convocatoria que hizo el Consejo de Estudiantes de la USC, cuya dirección dejó a discreción de los alumnos asistir o no a clases ese día proclamado como uno de paro nacional.

El mensaje que queremos llevar los sagradeños es que “ser de universidad privada no nos hace inmune a la crisis”, afirmó José Carlos Sánchez, ex presidente del Consejo de Estudiantes, quien se integró a la delegación de universitarios en ruta a la Milla de Oro.

Al grupo se unieron profesores como Marisa Vega, quien explicó a Reportero Digital Puerto Rico que sus alumnos tomarían el pulso del evento para documentarlo y contrastar con la información difundida en redes sociales.

Esos alumnos tendrían el reto de comparar lo que vivieron versus la información divulgada en internet, explicó Vega, quien dicta un curso sobre opinión pública en la Escuela de Comunicación de la USC

Aunque el campus de la USC mantuvo sus puertas abiertas y algunos profesores reunieron sus cursos, se observó poca asistencia el 1 de mayo.

La vicepresidenta de Asuntos Académicos de la USC, María Teresa Martínez, explicó que las labores docentes y administrativas se desarrollarían en su curso regular, pero dejó a discreción de los miembros de la comunidad universitaria integrarse o no a las manifestaciones.

“Entendemos que educamos personas con vocación ciudadana para construir un Puerto Rico solidario, justo y pacífico. Por tal razón, y respetando la diversidad de pensamiento, cada integrante de nuestra comunidad, en el ejercicio de su responsabilidad como ciudadano, puede ejercer su propio criterio y decidir si participa de la movilización conovocada¨, dijo Martínez en un comunicado de prensa.

La doctora Martínez agregó que los empleados no docentes que decidan participar deben informar a su supervisor inmediato y tomar el día con cargo a la licencia correspondiente. El personal docente debería notificar a su director y a sus estudiantes e informar a estos de los arreglos para reponer la clase, de no presentarse ese día.

Mientras, los estudiantes deberán informar a sus profesores y hacer los arreglos pertinentes para reponer el material de la clase, explicó.

A quienes se integrarían a las protestas, Martínez sugirió que
demuestren con su ejemplo los principios y los valores que nuestra Universidad aspira a vivir cada día: respeto mutuo, apertura y solidaridad.