El fútbol como terapia para el autismo

 

El balón como terapia para superar el autismo

Por Gorka Benito

Reportero Digital Puerto Rico

Cada vez son más los padres que recurren al deporte para hacer frente al trastorno que afecta a la comunicación y a la interacción social de los jóvenes.

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo caracterizado por la alteración de la interacción social, de la comunicación (tanto verbal como no verbal) y el comportamiento restringido y repetitivo, según la wikipedia.

Según el programa de detección precoz de la Universidad de Salamanca  sobre el autismo, un niño de cada 300 de entre 1 año y medio y 2 puede sufrir autismo y la terapeuta Inma Paez afirma que lo fundamental es aceptarlo y hacer frente a ello.

El caso de Erik

Óscar Torrecilla es entrenador de un equipo de futbol indoor en Castelldefels (España), y entrena a un equipo de niños de entre 8 y 12 años. Desde hace dos años entrena a Erik Alonso, que es un chico con autismo y destaca que el objetivo era que Erik no dependiera de la familia para todo. Empezó haciéndose la mochila por sí mismo, dándose cuenta de si le faltaba algo, duchándose solo…

Su madre, María José, señala que hay que aprovechar mucho lo que les gusta porque ellos funcionan por motivadores y el fútbol para Erik es un gran motivador en este sentido.

La psicóloga Judith Casamitjana considera primordial aceptar que son niños que necesitan un apoyo extra aunque también informa de que es necesaria la ayuda de especialistas que entiendan el estilo de pensamiento de una persona con autismo para poder sacarle su máximo potencial.

Además, afirma que es recomendable enseñar a los niños comportamientos basados en imágenes para que tengan en cuenta qué conductas deben llevar para que sus relaciones sean exitosas. Un ejemplo de ello es enseñarles que decir palabrotas es un mal comportamiento para que interioricen que no deben de hacerlo.

Casamitjana comenta que Erik es un chico bastante retraído al que le cuesta explicar lo que le sucede, sus emociones pero que desde que está jugando de una forma más seria a fútbol cada vez que se reúne con ella le cuenta cómo ha ido el partido, los entrenos…

A partir de ahí o que la psicóloga empieza a preguntarle qué tal se siente personalmente. Por lo tanto como el fútbol le entusiasma tanto a Erik, le ayuda a exteriorizar sus sentimientos, que es algo muy importante en un niño autista.

Casamitjana explica que ella intenta trabajar con Erik cómo resolver conflictos, le enseña estrategias para que él pueda gestionar su frustración cuando los demás no hacen lo que él espera.

Su madre afirma que a nivel de autoestima el fútbol le ha ayudado muchísimo porque ha aprendido a jugar, entiende las normas y además es bueno. Aparte de esto, “el contacto y la relación diaria con personas que no tienen la discapacidad que él tiene le ha ayudado a crecer como persona. Esa es la clave para que a pesar de las dificultades estén totalmente integrados” dice María José.

Paez señala que el deporte además de ayudar en el ejercicio físico aporta muchísimas cosas más porque es una oportunidad para estar con los demás, integrarse en la comunidad, disfrutar y de sentirse competentes.

Además, considera clave que siendo niños ocurran este tipo de cosas porque son muy espontáneos y se alegran cuando uno de ellos lo hace bien sin importar si tiene algún tipo de trastorno o no.

Torrecilla cuenta una anécdota que pasó con Erik: “Erik juega de portero y nosotros ensayamos la jugada de córner en la que se la pasamos al portero y dispara. Erik siempre había visto a otros porteros marcar ese gol y todos los entrenamientos se esforzaba para que pudiera lograrlo. El día que lo logró lloramos todos”.

Cuando María José habla de ese momento se le entrecorta la voz y afirma que el fútbol le ha aportado confianza, el saber perder, el saber ganar pero que es muy importante entender que tienen un grado de dependencia que es inevitable y que en un momento dado ellos ya no se lo podrán proporcionar.

“Me da pánico que él se pueda quedar solo por el hecho de que tenga una manera distinta de pensar” comenta la madre de Erik.

El desconocimiento que hay hoy día

María José insiste en que hoy en día el desconocimiento es muy grande y que hasta las definiciones de los diccionarios están mal. Por eso pidió cambiar la definición que había sobre el autismo.

La primera definición era “síndrome infantil caracterizado por la incapacidad congénita de establecer contacto verbal y afectivo con las personas y por la necesidad de mantener absolutamente estable su entorno”.

Cuando la madre de Erik pidió cambiarlo porque no se adecuaba a la realidad quedó en “Trastorno del desarrollo que afecta a la comunicación y a la interacción social, caracterizado por patrones de comportamiento restringidos, repetitivos y estereotipados”.

Por lo tanto, en un trastorno tan común pero a la vez desconocido por la mayoría de las personas, el deporte y en este caso, el fútbol, sirven como una vía para la integración social de los niños y les adecúa al entorno para que puedan tener el mismo nivel de atención que los demás niños.

gorkabenito@opendeusto.es

Twitter: @gorkabenito

La fundación Golitos contra el autismo

La organización sin fines de lucro organiza actividades dirigidas a la integración de niños con autismo.

Por Gorka Benito

Reportero Digital Puerto Rico

La Fundación Golitos es una entidad que tiene el propósito de contribuir al pleno desarrollo físico, social y emocional de niños con condición de autismo mediante terapias deportivas de fútbol en Puerto Rico.

Golitos nace como respuesta a una necesidad existente en Puerto Rico, donde no hay programas extracurriculares de carácter deportivo y recreativo que atienda a la población de niños con autismo.

Por ello, ofrece un programa deportivo de fútbol adaptado dirigido a niños con autismo, donde se desarrollan las destrezas físicas, emocionales y sociales utilizando el fútbol como conducto.

Además, también ofrece eventos y programas que consisten en sesiones de capacitación desarrollados por una amplia red de profesionales con conocimiento especializado en autismo, desarrollo motor, social y emocional, educación, y por supuesto, conocedores de fútbol.

La alianza con el Bayamón F.C.

El 17 de septiempre de 2011 la Fundación Golitos y el Bayamón Fútbol Club crearon el evento Pateando el Autismo con Golitos que se celebró en el Bayamón Soccer Complex y que era libre de costo para los niños.

En dicho evento participaron varios jugadores de los PR Islanders, quienes ayudan en las clínicas como voluntarios. Aparte de esto, el fundador, Omar Álvarez, dio la patada de honor en el partido que enfrentó a los PR Islanders con los Railhawks de Carolina, en el estadio Juan Ramón Loubriel.

Gracias a la alianza que hizo la Fundación con el Bayamón Fútbol Club pudo comenzar con su misión de ofrecer a la población de niños con autismo en Puerto Rico la oportunidad de recibir intervenciones conductuales para mejorar sus destrezas motoras, emocionales y sociales.

Por aquel entonces habían aumentado los diagnósticos positivos de autismo en Puerto Rico significativamente y esto sumado a la falta de una política pública robusta y comprensiva para atender a la población de niños con condiciones de autismo llenaba de retos e impedimentos que se convertían en una carga extraordinaria sobre los padres y familiares de los niños.

Lo que Golitos pretende es llenar parte de esa necesidad tanto a padres como a los chicos para que unos se sientan plenamente involucrados y competentes practicando el deporte que tanto les gusta y los otros puedan tener un tiempo de descanso y puedan disfrutar viendo a sus hijos practicar el fútbol.

Como parte del acuerdo también se creó la Academia de Fútbol Golitos dentro del ofrecimiento de programas de fútbol del Bayamón F.C. donde una vez por semana los niños reciben una terapia física adaptada al fútbol supervisado por especialistas en autismo y por entrenadores del Bayamón F.C.

El evento más sonado

Uno de los eventos más reconocidos fue cuando en agosto de 2012 recibieron la visita de la selección española de fútbol, campeona de la Euro 2008 y 2012 y campeona del Mundial 2010. Sin duda alguna, un estímulo para los más jóvenes que tenían a muchos de ellos como sus auténticos ídolos.

Sin duda este tipo de iniciativas deberían de promoverse más a menudo ya que los niños se sienten identificados con ellos y esto les da fuerzas para luchar por sus sueños y hacer frente al trastorno que padecen.

gorkabenito@opendeusto.es

Twitter: @gorkabenito

El fútbol sirve como herramienta de estimulación para personas con discapacidades

Unanimidad  en las respuestas de los universitarios en el sondeo de Reportero Digital Puerto Rico.

Por Gorka Benito

Reportero Digital Puerto Rico

El 100% de los entrevistados consideró que el fútbol de una manera u otra ayuda a las personas con discapacidades a desarrollar sus impedimentos.

Perla Hernández declaró que “el fútbol es una herramienta para que las personas con discapacidades puedan llevar a cabo un tipo de tratamiento porque al ser una actividad física es un estímulo para esa persona que no puede hacer algo pero poco a poco desarrolla sus músculos”.

Christian Ramos, por su parte, comentó que “como el fútbol es un deporte en el que la persona está en constante movimiento puede ser una herramienta para que estas personas con discapacidades puedan mejorar su condición de vida”.

Mira el vídeo:

 

La terapia del balonpié

nino-4

Los niños de la fundación Golitos en una de las actividades organizadas. (Tomado de heldahoy.com)

img_0187Un grupo de niños escuchando las instrucciones del entrenador. (Tomado de blogspot.com)

dsc00540

Uno de los participantes en la actividad de Golitos. (Tomado de noticiasonline.com)

625x470_551aff5dba37959f3d8b4567_0_25-1427832785687

Una de las campañas que se realizaron para concienciar a la gente en favor del autismo. (Tomado de hdstatic.net)

8af16f84-a42d-47f6-b774-6e3a59509f70

Diferentes artistas que se solidarizaron con la fundación Golitos de Puerto Rico. (Tomado de red-end.gfrcdn.net)