Cirugía bariátrica: ¿salud o belleza?

Hacer dieta y ejercicio muchas veces no es una opción para quienes lo han intentado todo.

Por Joselyn Pérez Quiñones

Reportero Digital Puerto Rico

Perder peso resulta muy difícil a muchos, sobre todo a personas que padecen obesidad mórbida, por lo que tienen que recurrir a otras alternativas como las cirugías bariátricas. Estas; han tomado mucho auge en los últimos años. Desde celebridades hasta personas particulares se han sometido a este tipo de procedimiento quirúrgico. Pero, que es lo que las personas más buscan en una cirugía como esta, ¿salud o rebajar?

Para Brenda Ocasio hacerse la cirugía bariátrica era un método efectivo para perder peso que acabaría con los programas de ejercicio, dietas que le daban un efecto rebote y con las secuelas de dos embarazos.

Su primera motivación era meramente lograr llegar a un peso en el cual se viera bien y volver a ser delgada. Pero, con el tiempo, se dio cuenta que la salud influía mucho a la hora de querer verse bien.

“Cada vez que subía escaleras me tenía que sentar porque me quedaba sin aire. Eso no era calidad de vida”, recordó Ocasio sobre como era su vida antes de la cirugía.

A mediados del 2011, Ocasio se sometió a la cirugía de Baypass Gastric. Desde entonces su vida ha cambiando radicalmente, aunque no ha sido fácil. Se ha acoplado muy bien a las restricciones alimenticias, “es una lucha de día a día, semana a semana, mes a mes”, confeso en entrevista con Reportero Digital Puerto Rico.

Luego de pasar por el procedimiento, Ocasio ha logrado mantener un peso saludable de 135 libras a sus 48 años. No obstante, llegó a pesar hasta 259 libras y que tenía un índice de masa corporal (IMC) mayor del 40 por ciento. Por eso se le diagnosticó obesidad mórbida.

Son muchos los adultos que padecen la citada condición y cada año mueren más a raíz de esta enfermedad que padece el 13% de la población mundial, en especial en los países de bajos ingresos, según reportó la Organización Mundial de la Salud.

La obesidad es una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo que contrae enfermedades como la diabetes, el colesterol, apnea del sueño e hipertensión, enfermedades que se buscan tratar con las cirugías bariátricas.

“Con la edad se hace más difícil perder peso y también van llegando las enfermedades. A pesar de que estaba obesa, no padecía diabetes”, mencionó Ocasio.

Para realizarse este tipo de procedimiento, según explicó la doctora Ana Santos Quiñones, del Instituto de Cirugía Avanzada y Control de Obesidad, se debe ser obeso mórbido para ser candidato a este tipo de proceso.

“Entienda tener 100 libras o más de tú peso indicado o un IMC mayor de 40 por ciento, lo ideal debe ser de 25”, dijo Santos Quiñones.

Existen varios métodos para atender la obesidad mórbida. Se puede recurrir a un especialista en nutrición, para intentar bajar de peso de forma natural. De no poder logar bajar a base de dieta y ejercicio, se puede recurrir a procedimientos quirúrgicos que pueden ayudar a la pérdida de peso, como son estas cirugías que te permiten mantener un estilo de vida saludable de por vida.

“Si la persona nunca ha intentado bajar de peso no se le recomienda de primera instancia hacerse la cirugía sin antes intentar perder peso de manera natural. Hacer dieta y ejercicio, y obvio con supervisión profesional. Si la persona logra bajar de peso, no es candidato a cirugía, ahora si la persona no pierde peso, es posible candidato a cirugía”, explicó Santos Quiñones.

También, si baja y vuelve y sube de peso, puede considerar la cirugía pero teniendo en mente que los cambios serán de por vida, por lo que se tiene que estar seguro de la decisión.

“No es un proceso milagro. No pierdes peso rápido de hacerte la cirugía, tienes que ser constante y disciplinado con las indicaciones del médico”, expresó Ocasio quien logró alcanzar su peso ideal en solo ocho meses.

Según la doctora Santos Quiñones, es un mito que la cirugía deja de funcionar, sino que al dejar los hábitos recomendados vuelves a recuperar peso, “de no seguir los cambios alimenticios se podría revertir la cirugía”.

Aunque las cirugías bariátricas en sí, no son procesos cosméticos, su trabajo principal es acabar con la obesidad mórbida y las enfermedades que esta contrae.

Actualmente se practican tres operaciones de reducción de peso, el “baypass” gástrico, la manga gástrica y la banda gástrica, esta última ha perdido mucha popularidad, aparte de que muchos planes médicos no la cubren.

La manga gástrica lo que hace es reducir el estómago un 80% en forma vertical. Crear un estómago más pequeño que soporte menor cantidad de alimento. Además, se logra eliminar la hormona Grelin, que causa la sensación de hambre, producida en la parte del estómago removido.

Tomado de Doctor Raul y Mearias.
Tomado de Doctorraulymearias.com

De igual forma, el “bypass” gástrico, se crea un estomago más pequeño en el esófago, pero se hace una desviación al intestino delgado de 40 a 60 pulgadas, para que la comida del esófago pase al nuevo estómago y al intestino directamente sin transitar por el duodeno –parte del intestino delgado que conecta el estómago con el yeyuno, el cual tiene la función de la absorción del quimo alimenticio-.

Tomado AP.
Tomado de AP.

Las cirugías bariátricas son laparoscópicas o de invasión mínima que, utiliza anestesia general y ha desarrollado la técnica que actúa como gastroplastia.

Al igual que ocurre con una operación quirúrgica, las cirugías bariátricas presentan ciertos riesgos que varían de la cirugía que a la que se someta.

“Como todo existen riesgos, un estomago operado no es como uno que no ha sido operado, por lo que se puede inflamar, causar infección o problemas intestinales”, comentó la doctora experta en control de obesidad.

Estas cirugías no están exentas de tener un nivel de mortalidad, el cual es de 0.1 y 0.3 por ciento. También la mayoría de las personas pudieran padecer gastritis, pero esto varia en la constancia de los cuidados alimenticios.

La cirugía tiene un costo que oscila entre $16,000 y $25,000 tomando en cuenta que hospital y cirujano.

 

La vida después de una bariátrica

Nutricionista explica cómo es una dieta post cirugía

521813425

Por Joselyn Pérez Quiñones

Reportero Digital Puerto Rico

Al pasar por una cirugía bariátrica dejas de tener gran parte de tu estómago, por lo que automáticamente comes menos. Pero para evitar que se revierta la cirugía se debe de seguir una recomendación nutricionales las cuales son de por vida.

El doctor Alex Rivera Arce, especialista en nutrición bariátrica, explicó para Reportero Digital Puerto Rico, que “Es importante para el proceso de recuperación del paciente que se lleve una dieta blanda los primeros días e incluso las primeras semanas tras la realización de una cirugía bariátrica para pérdida de peso, pero también es importante que esté preparado mentalmente para el cambio que viene”.

Si bien los primeros días después de la cirugía solo se puede tomar líquidos como sopas o jugos, aunque esto podría provocar que sientas malestares estomacales.

“Dependiendo del estado de salud del paciente, a veces se suele recomendar que se añada polvo de proteína a la dieta, tras las primeras semanas. Esto se recomienda para poder conservar un buen estado de salud y energías, aun cuando lleva una dieta de solamente líquidos al principio”, aclaro Rivera Arce.

Ya pasando los días tras la operación, la persona podrá añadir alimentos poco a poco, como pedazos de frutas o vegetales, yogurt y algunos alimentos sólidos. Aunque suena algo difícil, al reducirse la capacidad del estómago, el paciente podrá sentirse satisfecho con poco alimento.

Las primeras semanas son las más cuesta arriba, pues solo se debe de consumir una onza de comida, pero ya entrando al mes de después de la intervención “se podrá comer hasta tres onzas tres veces por día y esto lo tendrá que hacer todos los días, por el resto de la vida”, dijo el doctor Rivera Arce.

Es importante que se tenga el cuidado de ir agregando poco a poco alimentos sólidos a la dieta, alimentos con mucha fibra como vegetales crudos que son suaves de digerir y ayudaran a ir acoplando el estómago a los alimentos. El medico recomienda evitar los conocidos alimentos disparadores.

¿Cuáles son los alimentos disparadores? Se le llama así a los alimentos que después de consumirlos por un paciente de cirugía bariátrica, producen problemas digestivos, tales como: vómitos, mareos, diarrea, dolor de estómago, dolor de cabeza e incluso algunos alimentos te podrían causar estreñimiento y dificultades para deglutir.

Según la Sociedad Americana Metabólica y de Cirugía Bariátrica, esta es una de la lista de alimentos que se ha comprado que son los más populares dentro de los alimentos que causan molestias a los pacientes de cirugías bariátricas:

Refrescos
Pan
Pastas
Arroz
Carne roja
Carnes muy duras o secas
Nueces
Maíz en cualquiera de sus formas (incluso el ‘popcorn’)
Bebidas alcohólicas
Cafeína
Jugos de frutas cítricas
Alimentos con grasas saturadas
Alimentos fritos

Esta es la lista de alimentos que los pacientes reportaron que les causaban molestias, sin embargo muchos pacientes también reportaron que algunos, las molestias desaparecieron tras unas semanas.

 

Universitarios comentan sobre cirugía bariátrica

Jóvenes opinan es mejor llevar una vida saludable antes de pasar por una intervención quirúrgica

Por Joselyn Pérez Quiñones

Reportero Digital Puerto Rico

Llegar a ser obeso mórbido podría ser muy riesgoso para la salud. Por lo que médicos podrían recomendar que los pacientes con esta condición se realizaran una cirugía bariátrica. Para algunos es visto como algo meramente estético y deciden pasar por la intervención para obtener una nueva figura.

Nos dimos a la tarea de preguntarles a algunos estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC), si se harían o no, una operación como esta.

El estudiante de periodismo de la USC, Christian Ramos Segarra de 21 años, dijo que si se sometería a una operación de control de peso, pero que “no necesariamente lo haría por estética sino por salud para mejorar lo que sería mi calidad de vida”.

Aunque estas cirugías no son procesos cosméticos, sino estrictamente de salud, muchos confunden salud con delgadez. Para Laura Perez, está más que claro que lo importante es cuidar la salud con buenos hábitos.

“No la haría porque yo pienso que la mejor manera de bajar de peso es de forma natural comiendo bien y haciendo ejercicio porque eso también beneficia lo que es nuestra salud que es un tema muy importante”, opinó la joven estudiante de 21 años.

De los ocho jóvenes entrevistados cuatro dijeron que si estarían dispuestos a pasar por cirugía de ser necesario y si un médico lo indicase. Los otros cuatros indicaron que no optarían por una operación sino que interinan perder peso de manera natural.

 

El sacrificio que vale la pena

Por Joselyn Pérez Quiñones

Reportero Digital Puerto Rico

 

Contacto: joselynperezquinones@gmail.com

Twitter: jossyperez14