Más veteranos sin ayuda médica

Aumentan casos de Traumatismo de Estrés Postraumático, pero no las ayudas para veteranos

 

Por Iñaki Egibar

Reportero Digital Puerto Rico

De las Guerras de Iraq y Afganistán están regresando soldados con daños psicológicos casi irreparables.

Las guerras del Golfo Pérsico y de Iraq han sido para algunos soldados puertorriqueños del ejército estadounidense más duras al retornar a casa que en su estancia y participación en ellas.

Los excombatientes que consiguen regresar a casa tratan de continuar con sus vidas con la mayor normalidad posible, pero no todos consiguen adaptarse con la misma facilidad a la vida en zona no conflictiva, incluso algunos nunca llegan a adaptarse del todo.

Esta dificultad para la adaptación suele ser fruto del estrés post traumático. Un trastorno mental que provoca alteraciones de la realidad en la mente de la persona que lo padece.

Según la Organización Mundial de la Salud, “el Trastorno de Estrés Postraumático surge como una respuesta tardía o diferida a un acontecimiento estresante o a una situación (breve o duradera) de naturaleza excepcionalmente amenazante o catastrófica, que causarían por sí mismo malestar generalizado en casi todas las personas”.

De hecho, los veteranos pueden padecer TEPT por el simple hecho de haber vivido en zona conflictiva. Esto significa que no es preciso que el trauma provenga de una batalla, asalto o bombardeo.

En consecuencia con esta realidad en 2010 se cambió la norma mediante la cual los soldados tenían que probar que padecían TEPT por consecuencia de un evento específico. El Departamento de Asuntos del Veterano cambio la norma para que así más soldados puedan ser tratados como pacientes del TEPT.

La OMS habla de respuesta tardía o diferida, por ello es por lo que los casos estrés post traumático se dan en los excombatientes una vez regresan a su hogar. El TEPT puede aparecer incluso meses o años después del suceso que lo provoca.

Esto podía causar dificultad para que los veteranos identificasen cual era el suceso por el cual padecían TEPT. La mente humana bloquea los momentos que causan trauma, por lo que con la nueva norma más veteranos comenzaron a recibir el tratamiento necesario.

Las ONG denuncian la falta de ayuda del Gobierno Federal

Los casos de soldados puertorriqueños con estrés post traumático no han hecho más que aumentar desde el año 2003. En ese año se habían pronosticado 920 casos y para el año 2010 ya eran 1,858 los casos que la Administración de Veteranos había recogido.

Los casos de TEPT en los soldados originarios de Puerto Rico que sirven para el servicio militar de los Estados Unidos se duplico en los años en los que se dio la Guerra de Iraq.

  picture1La organización Madres contra la Guerra en una protesta por mejorar las condiciones de vida de los veteranos en Puerto Rico.

Para colmo, el Gobierno Federal hace caso omiso a esta situación después de que las personas hayan servido a la defensa de los intereses del país. La organización Madres contra la Guerra denuncia que desde Washington se destinaron más de 800 mil millones de dólares en las guerras de Iraq y Afganistán, y apenas se han gastado 300 millones en los hospitales de veteranos entre el 2010 y el 2014.

Según la organización Madres contra la Guerra entre las guerras de Iraq y Afganistán han participado 15,000 soldados boricuas. De ellos el 11% regresan mutilados, lo que supone que alrededor de 1,650 veteranos puertorriqueños regresan con necesidad de ser tratados medicamente.

Pero, donde esta organización pone el foco es en los casos de daño traumático cerebral. Según denuncian en un comunicado publicado el 11 de noviembre en su página web: “Requieren un tratamiento médico bien costoso y especializado. El hospital de veteranos de Puerto Rico, al no tener una sala de trauma, no los atiende. El militar se tiene que trasladar de su propio peculio a algún hospital de veteranos en EEUU donde los puedan atender”.

La realidad que los veteranos afrontan en la Isla

La ayuda que la Oficina del Procurador de Veteranos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico ofrece no corresponde a las necesidades reales teniendo en cuenta el número de soldados puertorriqueños que padecen el TEPT.

La institución cuenta con 240 camas en total y los solicitantes para participar en esta ayuda pueden ser veteranos o veteranas de guerra, viudos o viudas de veteranos, esposas o esposos de veteranos y padres de hijos fallecidos en combate.

De ahí el malestar de las organizaciones en favor de los  intereses de los veteranos. 1,858 veteranos que pueden optar a esta ayuda con sus familias. El número de plazas no cuadra ni de lejos con los posibles solicitantes a esta ayuda, que en muchos casos resulta necesaria para poder sobrevivir en la ciudad.

“Ante la escasez de las ayudas del Gobierno Federal a los veteranos de la Isla muchos no reciben ayudas económicas suficientes para cubrir los gastos de sus medicamentos por lo que terminan sin poder medicarse”, indica el trabajador social Andel López.  Quien añadió que “los veteranos con TEPT tienen dificultad para encontrar trabajo debido a la inestabilidad psicológica que pueden padecer”.

Las consecuencias de la falta de ayuda por parte del Gobierno Federal provocan que los veteranos no se aclimaten a la vuelta como debieran. Eso se refleja en problemas laborales, sociales o familiares.

Para evadirse de la realidad en la que viven “muchos soldados se auto-medican en el calle con drogas”, publica un comunicado de Madres contra la Guerra el día 28 de noviembre; sigue “22 soldados se suicidan diariamente, muchos lo intentan”.

Contacto:

  • Twitter: @inakiegibar
  • Correo: iegibartr11@estudiantes.sagrado.edu

 

Casos de Veterano que padecen TEPT

Debido a la escasa ayuda del Gobierno Federal los veteranos se quedan desamparados en su regreso a la Isla

Por Iñaki Egibar

Reportero Digital Puerto Rico

Hay puertorriqueños que deciden enfundarse el traje militar de los Estados Unidos para defender los intereses del país en regiones de conflicto en Oriente Medio. Cuando regresan el Gobierno Federal debe garantizarles ayuda económica como psicológica para afrontar de la mejor manera posible su regreso a la vida cotidiana. Pero, desde Washington no se pone el interés que muchos soldados requieren y exigen para afrontar la vuelta a casa.

Fruto de la falta de ayuda la realidad es que los casos de veteranos que realizan actos vandálicos y se ven situaciones legales complicadas aumentan con el paso del tiempo.

Uno de los últimos casos en la Isla es el de Mario Rivera Segarra. El veterano de 31 años  es acusado de haber incendiado su casa y la de su suegra, además de cultivar marihuana en su casa.

El veterano intento suicidarse en la cárcel de San Sebastián, en la que fue encarcelado una vez fue detenido. Allí, denunció los servicios de salud mental que había recibido tras intentar quitarse la vida.

Otro caso de violencia por causa del TEPT en Puerto Rico se dio el año 2014 cuando un veterano fue acusado de asesinar a una anciana y a un hombre en menos de 24 horas en el municipio de Ponce.

picture2Mario Rivera Segarra, el veterano acusado de incendiar dos viviendas y plantar marihuana que padece TEPT.

Este hombre ingreso en los Marines en busca de estabilidad financiera después de haber buscado empleo durante meses sin éxito. Según indicó su padre a noticel.com “ingreso en búsqueda de un mejor futuro”, quien añadió que aquello sucedió “por la inacción del Hospital de Veteranos”.

A esto hay que sumarle que en el año 2015 las estadísticas del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE.UU. indicaron que en Puerto Rico el porcentaje de veteranos sin hogar aumento un 20% en el periodo de 2010-2015.

En consecuencia, el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano Federal aumentó el número de vales que entrega al programa de veteranos del Departamento de Vivienda Estatal. De este modo, la ayuda que el programa de ayuda a los veteranos recibirá aumenta hasta alcanzar la cifra de $68,662.

Contacto:

  • Twitter: @inakiegibar
  • Correo: iegibartr11@estudiantes.sagrado.edu

 

El Gobierno Federal apoya a los excombatientes

Así opinaron los universitarios en un sondeo de Reportero Digital Puerto Rico

Por Iñaki Egibar

Reportero Digital Puerto Rico

El Gobierno Federal brinda apoyo económico suficiente a los excombatientes militares según el 71% de los estudiantes de la USC que participaron en el sondeo.

Según Luis Abdiel Reyes Burgos el Gobierno Federal brinda apoyo económico suficiente, “aunque los daños psicológicos que ellos tienen son irreversibles”.

Los militares que regresan de la Guerra precisan de ayuda económica para el retiro y ayuda psicológica, en la mayoría de los casos, para afrontar la experiencia vivida.

En el otro lado de la balanza se encuentran los que no consideran que los excombatientes tengan apoyo suficiente. Este es el caso de Christian Ramos, que considera que “estas personas regresan con estrés postraumático y no les otorgan los recursos necesarios para poder atender su situación”.

Los veteranos y las ONG en imágenes

 

picture1

La organización Madres contra la Guerra en una protesta por mejorar las condiciones de vida de los veteranos en Puerto Rico. (Tomada de: http://madrescontralaguerra.blogspot.com)

picture2

Mario Rivera Segarra, el veterano acusado de incendiar dos viviendas y plantar marihuana que padece TEPT. (Tomada de: http://elvocero.com/sujeto-incendia-casa-de-su-suegra-pareja-y-la-de-su-padre/)

picture3

Un grupo de soldados puertorriqueños posa con la bandera puertorriqueña en zona de Guerra iraquí. (Tomada de: http://www.noticiasonline.com/D.asp?id=28187)

picture4

En la fotografía tres veteranos puertorriqueños mutilados. De izquierda a derecha: Moses Sonera, Daniel Seefeldt y Domingo Soto-Santana. (Tomada de: http://madrescontralaguerra.blogspot.com/2006/04/17000-militares-mutilados-en-la-guerra.html)