Amigas en la calle, enemigas la pista

 

 

“Roller Derby” un deporte que va más allá de la rivalidad entre los equipos

Por Yanaraliz Concepción Ramos

Reportero Digital Puerto Rico

Un día complicado por diferentes responsabilidades laborales no puede culminar de mejor forma que no sea liberando todo el estrés y un grupo de chicas que se reúne para practicar el deporte de “Roller Derby” lo tienen muy claro.

El “Roller Derby” es un deporte no muy conocido en Puerto Rico, que recién se practica con frecuencia en el área de Carolina. El grupo de mujeres se reúne en la cancha de baloncesto “St. Just” tres veces por semana para desarrollar sus destrezas deportivas.

Es un deporte que rompe con estereotipos de los cuales han sido victimas las mujeres durante siglos, es bastante rudo y se utiliza la fuerza algo que no es común.

“Es un deporte de mucho respeto que no deja ese lado femenino que tenemos. Es rudo, pero también es sexy”, comentó Mariela Fullana, quien nunca había sido deportista y lleva cuatro años practicando “Roller Derby”.

La mayoría de estas deportistas comenzó a practicarlo sin tener ningún tipo de experiencia.

“No sabía patinar, pero atlética nunca fui hasta ahora”, aseguró Sindia Pérez, miembro fundador del “Roller Derby” en Puerto Rico.

Para ambas atletas, Pérez y Fullana, este deporte llegó a cambiar sus vidas de una forma positiva. Rompe con los estereotipos demostrando que las mujeres pueden ser fuertes y rudas a la misma vez que son sexy y femeninas. Anula los parámetros establecidos por la sociedad como la edad, experiencia y condición física. El “Roller Derby” va creciendo poco a poco, se ha convertido en un verdadero estilo de vida y es una parte esencial en el diario vivir de sus jugadoras.

El “Roller Derby” lleno de grandes retos

El “Roller Derby” es un deporte lleno de grandes retos tanto para las jugadoras como para los diferentes equipos. Estas chicas no solo tienen este deporte en común, sino que comparten las situaciones que enfrenta.

“Estaba pasando por un proceso difícil en mi vida. La verdad es que solo fui por curiosidad recomendada por una amiga y me quedé en el equipo”, comentó Fullana. “Cree buenas amistades y una excelente convivencia en el equipo”, añadió.

Muchas de ellas llegaron buscando nuevas experiencias, crearon amistades y se enamoraron del “Roller Derby”. No cabe duda que la rivalidad solo existe dentro de la cancha.

Cada día dejan entrega y dedicación en la pista. Como en todos los deportes hay ciertas medidas que deben tomar las jugadoras para tener un buen desempeño en cada juego. Deben ejercitarse y llevar una dieta balanceada, ya que es un deporte que exige mucha disciplina.

No todo es color de rosa para estas jugadoras al ser un deporte no conocido no poseen un lugar con las instalaciones adecuadas para poder tener sus practicas semanales. Es por esto que sus actividades son en canchas de baloncesto de las comunidades. Cosa que también representa un problema, ya que han tenido altercados con los residentes de algunas de ellas por el espacio que ocupan impidiéndole a los jóvenes que disfruten de las instalaciones.

“Muchas personas no lo ven como un deporte”, comentó Fullana.

A pesar que tienen su propia liga y trabajan fuerte para darlo a conocer, existen muchos prejuicios en contra de este deporte y muchas personas no lo toman en serio.

Llegó para quedarse

El “Roller Derby” es un deporte que se originó para el año 1922 en los Estados Unidos, pero llegó a Puerto Rico a principios del año 2011 a través de una convocatoria entre seguidores del deporte.

“Una muchacha que vivía afuera decidió traerlo, hizo una convocatoria y fue mucha gente”, comentó Pérez.

La organización original que trajo el deporte a la isla desapareció y actualmente no quedan muchos miembros fundadores. Esto provocó la creación de una nueva propuesta por parte de los miembros del equipo “Wicked Island” para evitar que desapareciera.

Luego de esto se llevó acabo una temporada que contó con varios equipos y buena participación del público. Demostrando que se debe continuar fortaleciendo el deporte en Puerto Rico.

Actualmente, la liga cuenta con cuatro equipos quienes compiten entre ellos con el fin de divertirse y pasar un buen rato entre compañeras

ylizcr@gmail.com

Twitter: @yanaraliz

 

Nunca es tarde para ser atleta

No sabia patinar y ahora administra un equipo de “Roller Derby”

Por Yanaraliz Concepción Ramos

Reportero Digital Puerto Rico

El mundo deportivo se encuentra plagado de muchas historias y el “Roller Derby” no es la excepción. Este deporte que va en crecimiento en Puerto Rico le cambio la vida a Sindia Pérez, una mujer que siempre ha sentido pasión por el flamenco, pero nunca fue deportista.

“En verdad, fue una cuestión de tener nuevas experiencias y que la vida es solo una”, comentó Pérez.

El “Roller Derby” llegó a la isla para el año 2011 fue ahí cuando Pérez decidió asistir a la convocatoria convirtiéndose en miembro fundador en Puerto Rico desde entonces a continuado practicando el deporte.

Actualmente, maneja el equipo “Wicked Island” algo que no es tarea fácil debido al poco tiempo libre por su jornada laboral. A pesar de lo complicado que es su diario vivir siempre saca tiempo para el deporte, ya que ha impactado su vida de manera positiva.

“Los viajes, conocer gente de diferentes países, las mujeres de mi equipo son amigas de por vida y pues que estoy en la mejor condición física de mi vida” aseguró Pérez, son solo algunos de los aspecto positivos que le ha dejado el “Roller Derby”.

Aunque comenta que también tiene varios aspectos negativos pues asegura que correr una organización deportiva en Puerto Rico es cuesta arriba.

Combinar el deporte con el trabajo no es tarea fácil, pues también tiene que ejercitarse y llevar una buena alimentación para poder tener un excelente desempeño en la pista.

“Esto no es un hobby, creo que la gente tiene esa percepción errónea. Aquí tienes que ejercitarte adicional al “Derby”, cambiar tus hábitos alimentarios, ser más disciplinada con tu cuerpo, estudiar mucho”, comentó Pérez.

El “Roller Derby” no es solo un reto físico, sino también emocional como todo deporte. Pérez recalcó que lo recomendaría sin ninguna duda a cualquier mujer que tenga ganas de experimentar y fortalecer sus miedos. Asegura que mientras su cuerpo le permita, continuará practicando el “Roller Derby”.

ylizcr@gmail.com

Twitter: @yanaraliz

 

Jugadoras en acción

Por Yanaraliz Concepción Ramos

Reportero Digital Puerto Rico

foto02

Comienza el juego entre “Enchanted Island” quienes visten de anaranjado y “Wicked Island” quienes visten de violeta. Foto suministrada por Sindia Pérez.

 

foto03

Las jugadoras tienen un casco en su cabeza mejor conocido como “panty”. Las bloqueadoras llevan la “panty” color gris, las “pivot” color gris con líneas violetas y negras y las “jammers” tienen una extrella. Así diferencian las posiciones que juegan en el equipo “Wicked Island”. Foto suministrada por Sindia Pérez.

 

foto04

Las bloqueadoras y la pivot de “Wicked Island” le impiden que la “jammer” de “Enchanted Island” obtenga la delantera del juego. Foto suministrada por Sindia Pérez.

 

foto05

La “jammer” encuentra un espacio donde puede sacarle ventaja a la defensa de su rival. Foto suministrada por Sindia Pérez.

 

foto06

El equipo “Wicked Island” obtiene la victoria del juego. Foto suministrada por Sindia Pérez.

ylizcr@gmail.com

Twitter: @yanaraliz

 

Desconocimiento total sobre “Roller Derby”

Sondeo evidencia que la mayoría de los jóvenes no tienen información sobre este deporte.

Yanaraliz Concepción Ramos

Reportero Digital Puerto Rico

El “Roller Derby” es un deporte desconocido para muchos jóvenes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) según un sondeo realizado por Reportero Digital Puerto Rico.

De once estudiantes entrevistados, solo dos tenía conocimiento del “Roller Derby”.

“A lo mejor lo he escuchado, pero no le he prestado atención”, comentó Daisy Ayala estudiante de la USC. Por otra parte el alumno, Ismael Carazo, expresó que no tenía conocimiento, pero debido a su nombre lo podía asociar con patines.

Otros, aunque lo asociaron con patines debido a su nombre peculiar, pero demostraban que tenían un concepto completamente erróneo sobre el “Roller Derby” reflejando el poco auge que todavía tiene en Puerto Rico.

“Es una competencia para pasarla bien”, comentó, por su partet, Fabiana León, quien fue parte de la minoría que sabía sobre este deporte.

ylizcr@gmail.com

Twitter: @yanaraliz

 

¿Cómo se dividen las posiciones en la pista?

Así se diferencian las jugadoras de cada equipo

Por Yanaraliz Concepción Ramos

Reportero Digital Puerto Rico

Screen Shot 2016-05-17 at 9.35.59 AM

 

Las jugadoras llevan un casco al cual le llaman “panty” para diferenciarlas en la pista. Las “jammers” llevan una estrella, las “pivots” llevan una línea y las “blockers” solo tienen su “panty” de color original.

ylizcr@gmail.com

Twitter:@yanaraliz