Moda tras las rejas

 

Por Paola Carolina Colón
Reportero Digital Puerto Rico

Un grupo de confinados cautivó a decenas de espectadores al desfilar en pasarela en una noche histórica en el Conservatorio de Música de Puerto Rico en Miramar.

Como parte de la tercera edición de la iniciativa Belleza que Rehabilita, un grupo de confinadas lucieron piezas de las diseñadoras puertorriqueñas Rebeca Tiago y Eclíptica. Además, colaboraron con sus vestidos el diseñador Elier Aubret, Flirt Boutique y Tiendas Gatsby.

Las confinadas participaron de una serie de talleres en los que principalmente se trabajó el autoestima de manera individual. Luego de largas horas de preparación, las prisioneras se convirtieron en modelos por un día.

“Reafirmamos el compromiso con la rehabilitación mediante actividades que fomenten un desarrollo personal en los miembros de la población correccional. Este evento es el cierre de un proceso de talleres previos en esa dirección. Es importante señalar que los participantes disfrutan de este privilegio gracias a la buena conducta demostrada en sus respectivas instituciones”, destacó el Secretario Interino del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), José Uriel Zayas Cintrón.

En el evento participaron un total de 26 confinados. Once de estos fueron hombres quienes cumplen sentencia en la institución 448 del Complejo Correccional de Bayamón, cinco confinadas de la Escuela Industrial para Mujeres de Vega Alta, cinco del Hogar intermedio para Mujeres en San Juan y cinco juveniles del centro de Tratamiento Social de Bayamón.

El modelo profesional Christian Trenche fue el maestro de pasarela de los confinados quienes lucieron piezas de las tiendas Men’s Warehouse.

Las jóvenes de instituciones juveniles que cumplen sentencia en prisiones del DCR, también tuvieron la oportunidad de caminar en pasarela y presentar piezas a la medida confeccionadas por Tiago y Eclíptica.

Este evento de moda fue parte de la Semana de Rehabilitación Correccional.

Lejos del glamour

Hace tres años, Rebeca Tiago, diseñadora y consultora de imagen profesional, ha mostrado su apoyo incondicional a un grupo de confinadas.

Lejos de las pasarelas y la comodidad de su atelier, la diseñadora visitó en octubre de 2015 la Escuela Industrial para Mujeres de Vega Alta para ultimar detalles sobre autoestima y buen vestir entre las prisioneras que a corto plazo se lucirían en la pasarela.

“Es un honor estar aquí con estas chicas espectaculares y me hace sentir súper bien. A veces nos ven a nosotros en la parte de moda como algo superficial y mi meta es empoderar y dejarles saber a estas mujeres que ellas sí pueden lograr lo que se propongan”, sostuvo Tiago.

Las participantes de los talleres de moda aseguran que el proyecto les ayudó a mejorar su autoestima y que se sienten liberadas dentro de prisión.

“Estas mujeres levantan su voz para pedir una segunda oportunidad. Me siento muy orgullosa de cada una de ellas por su ánimo de superación”, dijo Nannette Matos precursora del proyecto al destacar que esta actividad se ha convertido en una herramienta más de rehabilitación para nuestra población penal. Matos hizo los señalamientos durante la ceremonia Belleza que Rehabilita celebrada el pasado 16 de octubre de 2015.

Trío motivador

Además de Tiago, mostraron su apoyo hacia la población confinada las hermanas puertorriqueñas Michelle y Norein Otero, diseñadoras de la marca Eclíptica. Ambas participaron como supervisoras del proyecto Resurgir, en el que un grupo de reclusas pusieron aprueba su talento artístico.

Se unió a la iniciativa la diseñadora de accesorios Beatriz Sánchez, quien visita la institución una vez por semana para compartir ideas con las principiantes costureras.

El trío entrenó confinadas para que pudieran fabricar carteras y bolsos con materiales reciclados que han sido descartadas por las agencias de publicidad.

“No sabíamos con que nos íbamos a encontrar”, dijo Michelle Otero antes de su primera visita a prisión.

“Al final, ellas te ayudan a poner las cosas en perspectiva y eso ayuda a seguir las luchas diarias porque todos los seres humanos tenemos situaciones y batallas que libramos día a día”, destacó Otero al preguntarle sobre su primera experiencia trabajando con reclusas.

“Me encanta venir y experimentar su alegría y satisfacción con el trabajo. Lo que uno recibe es mucho más de lo que da”, concluyó Sánchez.

En tan solo seis meses, la semilla de las diseñadoras propició que un selecto grupo de 17 confinadas crearan un total de 143 carteras utilizando material de vallas publicitarias mejor conocido como ‘mesh’.

El trío motivador fomentó mentalidades de mujeres comerciantes, exitosas y emprendedoras entre las mentes de las reclusas. Cada una de las iniciativas tiene en común el resurgimiento de una autoestima saludable en el comportamiento diario de estas mujeres.

Sus creaciones estarán expuestas en el Museo las Américas que ubica en el Cuartel de Ballajá en Viejo San Juan. Los recaudos se utilizarán para materiales y mejoras al taller de costura de la institución penal.

Colonpaola93@gmail.com
Twitter: Letras_Tacones

 

De confinadas a modelos de pasarela

Prisioneras ofrecen testimonios de superación

Por Paola Carolina Colón
Reportero Digital Puerto Rico

Entre sonrisas y energía positiva, un grupo de mujeres hizo sus sueños, realidad. Un poco de maquillaje, telas de alta costura y accesorios de moda fueron los elementos claves para impulsar el empoderamiento de las confinadas pertenecientes al Departamento de Corrección y Rehabilitación, (DCR).

Rostros satisfechos y llenos de vida deslumbraron entre este colectivo de prisioneras que se apoderaron de la pasarela por tercera vez en la iniciativa Belleza que Rehabilita.

La llamada Semana de Rehabilitación tuvo como fin trabajar con la autoestima, el porte, buena conducta, presencia y confraternización de las confinadas, destacó el DCR sobre este proyecto.

“Antes de estar aquí yo era bien insegura y tenía miedo de mí misma y ahora con esta ayuda he aprendido a bregar con mi autoestima”, confesó Raquel Reyes, confinadas de 36 años de edad a Reportero Digital Puerto Rico.

“Para mí ha sido una experiencia inolvidable poder salir de la cárcel. Ya me encuentro en el lugar intermedio y lo mejor fue dejarle saber a la comunidad que no necesariamente tienes que ser modelo para estar en una pasarela. Fue una experiencia inolvidable. Me encantó”, señaló entusiasmada Ana María Rivera, otra de las confinadas participantes.

“La experiencia fue muy bonita un poco de nervios pero como es primera vez, todo es nervios. Nunca olvidaré esta experiencia porque de 11 que somos vinimos cinco y es un orgullo representar a muchachas de corrección”, dijo una joven confinada quien en la noche de la pasarela se destacó por su lápiz labial oscuro.

El proyecto también ha beneficiado a ex confinadas. Durante la actividad Belleza que Rehabilita, sobresalió en el escenario la ex confinada María Victoria Rodríguez Rivera, quien es cantante y lleva un año en la libre comunidad.

“Tengo muchos sentimientos encontrados con mis compañeras. Estoy haciendo muchas cosas en la calle a beneficio de ellas. No ha sido fácil, pero se puede. Ha sido una transformación total desde espíritu, corazón, alma y de como me veo”, dijo satisfecha Rodríguez Rivera.

En el escenario, Rodríguez Rivera se presentó por primera vez sin el uniforme de confinada e interpretó la canción “No me sueltes de tu mano”.

Durante su emotiva interpretación, provocó lágrimas en la audiencia.

“Quiero traerle un mensaje a las muchachas que el fin de todo es creer en nosotras mismas. Quiero ser ese ejemplo para ellas de que sí se puede…”, aseguró la ex confinada.

“Hoy esta mariposa resurgió en contra de los pronósticos. Hoy día, soy chef ejecutiva de un famoso restaurante en San Juan. Como siempre les he dicho, Dios está siempre con nosotros. Pídeselo a Dios porque él es la única persona que puedes confiar”, agregó la mujer que además lucha contra el cáncer.

Untitled
María Victoria Rodríguez Rivera cautivó a la audiencia al interpretar dos temas musicales al cierre de la actividad Belleza que Rehabilita. (Foto por Paola Colón)

Colonpaola93@gmail.com
Twitter: Letras_Tacones

 

¿Comprarías ropa hecha por confinadas?

Estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón afirman que comprarían ropa hecha por confinadas

Por Paola Carolina Colón
Reportero Digital Puerto Rico

Un apoyo pleno a la compra de ropa producida por confinadas quedó evidenciado en un sondeo entre alumnos universitarios realizado por Reportero Digital Puerto Rico.

La mayoría de los entrevistados expresó que no importaba el factor de dónde provenía la ropa, sino que si era de su agrado, la comprarían.

“Sí, porque arte es arte y el arte no se le niega a nadie”, dijo Natalia Bosch, estudiante de cuarto año en la Universidad del Sagrado Corazón, (USC) al expresar su apoyo a la ropa hecha por confinadas.

Sin embargo, también surgieron otras justificaciones. “Sí, utilizaría ropa hecha por las confinadas. Primero porque es una manera de ganarse la vida y segundo, porque es una manera de contribuir a su desarrollo dentro y fuera cuando salgan de la cárcel”, sostuvo Coral La Torre estudiante de periodismo de quinto año en la USC.

Escucha las respuestas de los estudiantes:

Colonpaola93@gmail.com
Twitter: Letras_Tacones

 

Liberados en pasarela

Confinados y confinadas se lucen en el desfile de modas Belleza que Rehabilita en octubre

1
Confinada perteneciente a la Escuela Industrial para Mujeres en Vega Alta, lució un mameluco blanco durante el desfile de moda Belleza que Rehabilita. (Foto por Paola Colón)
2
Una de las confinadas juveniles del Centro de Tratamiento de Bayamón modela camisa tipo crop top color rosa en combinación con una falda en estampado de súper héroes de la diseñadora Rebeca Tiago. (Foto por Paola Colón)
3
Un vestido tipo maxi en chifón amarillo de las tiendas Gatsby fue parte del cierre de la estampa durante la actividad de corrección. (Foto por Paola Colón)
4
Seis de los 11 confinados al finalizar la pasarela de la actividad Belleza que Rehabilita modelando piezas de la tienda Men’s Warehouse. (Foto por Paola Colón)
5
Raquel Reyes, confinada de la Escuela Industrial para Mujeres de Vega Alta minutos antes de modelar un vestido de estampado floral en la pasarela. (Foto por Paola Colón)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6
La confinada Ana María Rivera de 32 años, perteneciente al Hogar Intermedio para Mujeres modela vestido color vino de Flirt boutique para el lente de Reportero Digital Puerto Rico. (Foto por Paola Colón) 

Taller Creativo

Modistas puertorriqueñas enseñan a las confinadas a diseñar

7

Michelle y Norein Otero, diseñadoras de Eclíptica, apoyaron el proyecto Resurgir educando a las confinadas sobre moda. (Foto suministrada/Eclíptica. Por Jean Cintrón)

9
Cartera de sobre hecha por las prisioneras con material reciclado de vallas publicitarias como parte del proyecto Resurgir. (Foto suministrada)

 

 

8
Una de las carteras de sobre confeccionada por las prisioneras bajo la supervisión de las hermanas de Eclíptica y la diseñadora de accesorios Beatriz Sánchez. (Foto suministrada)   
10
Un grupo de reclusas junto al secretario interino del DCR, José Zayas Cintrón, hacen entrega de una cartera de sobre creada con material de ‘mesh’ a la primera dama, Wilma Pastrana. (Foto suministrada)

 

Féminas encarceladas

 

infografia1
Un total de 420 mujeres formaban parte de la población penal de Puerto Rico a fines de 2015. (Tomada de ac.gobierno.pr) 

 

infografia2
Al momento de desarrollar el perfil, el 23% (97) de las confinadas estaban entre las edades de 30 a 34 años, seguido por el 21% (88) entre las edades de 25 a 29, el 15% (62) entre 18 a 24, un 14% (58) entre 35 a 39 años de edad y un 11% (47) entre 40 a 44 años de edad. (Tomada de ac.gobierno.pr)   

 

Colonpaola93@gmail.com
Twitter: Letras_Tacones