Más módico operarse en Puerto Rico

(Foto tomada de patokallio.name)

Por Gilberto Raúl Sánchez Molina
Reportero Digital Puerto Rico


Las intervenciones quirúrgicas en la Isla son hasta un 60 por ciento más baratas que en la nación americana y otros países, como Costa Rica y México, según un documento del gobierno, redactado por la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), el Departamento de Salud (DC) y otras agencias.

Un reemplazo de válvula en Puerto Rico tiene un costo de $48 mil, comparado con Estados Unidos donde sale en $85 mil. Otro reemplazo económico es el de rodilla, cuyo costo en la Isla corresponde a $24 mil, mientras que en Estados Unidos cuesta $10 mil más, señala dicho informe donde participó Fomento Económico de Puerto Rico y la Corporación y Exportación de Puerto Rico.

Sin embargo, aunque un reemplazo de cadera también es costo efectivo en el país, este pudiera costar hasta $51 mil, lo que coloca esta intervención como una de las más costosas, señala el escrito.

Estos datos se obtuvieron en un hospital particular en Puerto Rico y el estimado en costos se basó en alimentación, alojamiento, comida, suministros y medicamentos, indica Patients Beyond Borders.

Argentina, Colombia, Costa Rica y Panamá son los países latinoamericanos con mayor competitividad frente a Puerto Rico, mientras que países asiáticos, como Corea y Singapur, también se unen a la competencia, sostiene el documento.

Van por el Caribe y América Latina
Puerto Rico buscará impactar mayormente ambas zonas

El Gobierno le dará prioridad a proyectar sus servicios médicos en el Caribe y Latinamérica, mediante una alianza firmada en septiembre pasado en Washington D.C., por parte del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio de Puerto Rico (DDEC) y  la Asociación de Turismo Médico.

La misma busca facilitar capacitación, orientación y certificación de toda la integración del sector del turismo médico en el país. El secretario de Desarrollo Económico, Alberto Bacó, indicó que Puerto Rico es “un destino turístico de clase mundial y estamos decididos a presentar una oferta de turismo médico igualmente atractiva que beneficiará a toda la región del Caribe, Estados Unidos y Latinoamérica”.

Este proyecto, según Bacó, busca garantizar ofertas competitivas entre un 40 por ciento a un 60 por ciento menos costoso que en Estados Unidos. Por otro lado, se espera que este plan, en un lapso de tres años, genere $200 millones en ganancias, la creación de tres mil plazas de empleo y atender 30 mil pacientes.

La visión del plan de desarrollo económico es “capitalizar en las fortalezas históricas, creatividad y espíritu innovador de Puerto Rico para lograr una economía más diversificada y basada en el conocimiento que vaya a la par con los retos de la globalización y aproveche al máximo las oportunidades emergentes”.

Las especialidades que se pueden encontrar dentro del turismo médico se encuentran las cirujías bariátricas y cosméticas, ginecología, cardiología, entre otros.
 Por otro lado, Argentina, Colombia y Costa Rica, respectivamente, son los países latinoamericanos con mayor margen de competitividad frente a Puerto Rico.


Futuros profesionales le apuestan al proyecto
Estudiantes dicen qué esperan sobre este plan

Dos estudiantes de distintas ramas en el campo de la medicina creen que esta plataforma rendirá frutos para el sector médico puertorriqueño. “Entiendo que el turismo médico sería ideal en la Isla si se realiza de manera organizada. Puerto Rico tiene un gran potencial para el desarrollo del mismo ya que contamos con equipos avanzados, tenemos costos competitivos y legalmente podríamos ser apoyados”, expresó Jazmín Ferrer, estudiante de premédica en la Universidad Interamericana.

Aunque el gobierno tiene su visión generalizada de cómo llevar este impulso, como estrategia efectiva, según Ferrer, sería pertinente “crear una oficina para atender llamadas y poder darle la atención médica necesaria al paciente”.

Por su parte, Gerardo Santiago, estudiante de maestría en terapia física en el Recinto de Ciencias Médicas, entiende que Puerto Rico pueda destacarse en este intento ya que capacita personal a nivel mundial. “Personalmente, creo y confío en la calidad de los profesionales de la salud que son frutos de nuestra Isla, por lo que mi primera opción en caso de necesitar alguna cirugía sería aquí”, dijo Santiago.

Para Santiago, un enfoque vital que debería considerar el gobierno para que el plan sea fructífero es “asignar fondos para mejorar la infraestructura de ciertas instituciones hospitalarias”, además de “dar a conocer y reconocer el buen trabajo de los profesionales de la salud que aquí se desarrollan y crear promociones efectivas, mucho más enfocadas al área de la salud”.

Ambos estudiantes entienden que este proyecto maximizaría los servicios médicos y la oportunidad de conseguir empleo en Puerto Rico. Estos futuros profesionales expresaron que solo viajarían a otro país para someterse a una intervención médica siempre y cuando existan situaciones particulares.

Correo electrónico: gilbertoraulpr@gmail.com
Twitter: @GilbertoRaul1

 

Le dio su corazón a Texas
El estado americano le devolvió un soplo de vida

A sus 40 años, Antero Sánchez, se sometió a una operación que cambió su vida. Los médicos le instalaron un desfibrilador cardíaco que permite detectar latidos cardíacos potencialmente rápidos y mortales. Esta intervención se produjo en Texas después que sufrió un infarto en 2002.

Este artefacto, cuyo costo fue de $40 mil, fue subsidiado por la Ley Ómnibus Consolidada de Reconciliación Presupuestaria (COBRA, por sus siglas en inglés), empresa dedicada a otorgar beneficios por un período, en circunstancias particulares a padres de familia quienes no tengan algún plan médico. “El mismo hospital fue quien los buscó (a COBRA) para que me ayudaran”, reveló Sánchez.

Al ingresar al South Austin Hospital, los doctores le hicieron choques cardiogénicos en el corazón, ya que el mismo había perdido la habilidad de bombar, lo que provocó, a su vez, que el órgano se llenara de agua. “Los médicos me dijeron que estoy vivo de milagro, porque cuando pasa este tipo de infarto, la tasa de mortalidad es de 98 por ciento”, puntualizó con un tono sombrío.

Dos litros de agua fueron succionados del corazón mediante una aguja del tamaño de un lápiz, describió el también graduado de comunicación de la Universidad del Sagrado Corazón (USC).

Los doctores que intervinieron con el ahora residente de Río Piedras, no le permitieron salir del estado tejano ni de los Estados Unidos durante estrictamente 6 meses, pero una vez culminó ese lapso, regresó a la isla que lo vio nacer. “Cuando llegué a Puerto Rico fue otra cosa” describió disgustado.

Una vez en el país, detalla, era muy pobre para aquel entonces ya que “no había un Centro Cardiovascular y en el recinto de Ciencias Médicas solo habían máquinas de ejercicios viejas”. Luego de una década, Robbie, como también es conocido, dice que los servicios médicos en la isla han mejorado y que “Puerto Rico tiene buenos médicos”.

Su regreso a Puerto Rico se debe a que se había separado de su pareja y porque había quedado incapacitado, por lo que “ya no tenía nada allá”, comentó entre risas. En cuanto a cómo ve el Turismo Médico en la isla, cree que para maximizar e impactar el mismo debe haber “un secretario bien agresivo, a la vanguardia” para que la operación de este proyecto sea fructífera y que logre ayudar a otras personas con su condición.

 

Sin consenso sobre el turismo médico en el país
Opinión divida entre estudiantes sagradeños

Estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón (USC) expresaron opiniones encontradas al responder si viajarían a otro país para someterse a una operación.

50 por cierto de los estudiantados votaron a favor, mientras que el restante 50 rechazó irse de la Isla, mediante un sondeo realizado por Reportero Digital Puerto Rico.

Para Verónica Torres, estudiante de periodismo de la USC, es una buena opción ir al extranjero porque entiende que “afuera podemos encontrar mejores opciones”.

Sin embargo, Katefrance Flores, también estudiante de periodismo en la USC, declina irse del país porque “sale mucho más económico una operación en Puerto Rico que en otros lados”.

 

Reemplazos costo efectivos

En el país, el reemplazo de cadera ronda entre los $28,000 a $51,000. Sin embargo, en Estados Unidos su costo es de $33,000.
(Foto tomada de Los Angeles Orthopaedic Center)

 

 

 

 

 

En el país, el reemplazo de cadera ronda entre los $28,000 a $51,000. Sin embargo, en Estados Unidos su costo es de $33,000.

(Foto tomada de Kaiser Permanente)
(Foto tomada de Kaiser Permanente)

 

 

 

 

 

Un reemplazo de válvula en Puerto Rico cuesta $48,000. En Costa Rica y México su costo es de $29,000 y $23,000, respectivamente.

(Foto tomada de Condropotrección)
(Foto tomada de Condropotrección)

 

 

 

 

 

Aunque el reemplazo de rodila es más barato en México que Puerto Rico, Costa Rica y Estados Unidos los superan. El costo de la intervención, en estos últimos dos países, rondan entre los $20,000 y $34,000.