Virus estimula la creatividad

El virus del chikungunya ha impactado la vida de miles de personas.

A pesar de la seriedad de la enfermedad, los caribeños han puesto a mal tiempo buena cara y hasta le cantan de forma jocosa el chikungunya.

 

 

Si el tema en bachata no es su favorito, aunque a muchos les parezca pegajoso y perfecto para bailar, una versión en la línea del genero urbano también hace referencia al virus para el que no existe un antídoto que pueda prevenirlo o erradicarlo de forma veloz.

 

 

En Puerto Rico, por otro lado, la creatividad no se queda atrás y varios trovadores improvisaron una décima inspirada en el chikungunya.

 

 

Además de canciones, el ingenio ciudadano en medio de la adversidad se ha traducido en una parodia centrada en las letanías del virus.

 

En Puerto Rico a principios de octubre el Departamento de Salud tenía confirmados 2,140 casos de la enfermedad y registró 7,306 diagnósticos sospechosos.

Sin embargo, en la República Dominicana los casos son mayores y los diagnósticos se producen mucho antes que en la jurisdicción puertorriqueña. A mediados de septiembre las autoridades sanitarias de la vecina república reportaron medio millón de afectados por el virus. De esos perjudicados, 109 bebés han sido diagnosticados con chikungunya, informó el Ministerio de Salud.

La propagación del virus en estos países y otras jurisdicciones caribeñas, según expertos, aumentará y depende de medidas personales como usar repelente y ropa de máxima cobertura corporal para evitar la picadura del mosquito que causa la enfermedad.