Los boricuas y el cultivo casero

Con la hidroponía solo se requiere una quinta parte del agua de un cultivo convencional (por: Andrea C. Pérez Toro)

La hidroponía como solución para el bolsillo boricua

Por Andrea C. Pérez Toro

REDIPR.COM

Mientras agencias gubernamentales como el Departamento de Agricultura y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) trabajan en promover la siembra en la isla, un sector menor ya se dedica al cultivo hidropónico casero para sustentarse económicamente.  

“Las cosas están malas y las personas están optando por el sistema hidropónico ”, expresó Hiram Ortiz Santiago, dueño de Hydroponic & More Inc, tienda de materiales para proyectos de hidroponía ubicada en Caguas.

El comerciante ha orientado a personas que llegan a su tienda con la iniciativa de vender especies y consumir alimentos que puedan ser producidos mediante el conveniente método de siembra.

“Hace cinco años atrás yo me dedicaba a construir techados hasta que perdí el trabajo. Con todo el dinero que pude ahorrar estoy aquí vendiéndole productos a personas que buscan como ganar dinero, ahora que todo es un tranque”, admitió Ortiz Santiago refiriéndose a las visitas frecuentes a su negocio de desempleados o jóvenes buscando ahorrar al momento de comprar productos agrícolas.

Una práctica para todos

Así es el caso de un joven que optó por crear un huerto hidropónico casero con sistema de riego por goteo. Una solución nutritiva se le provee a la planta por medio de goteros conectados a mangas que llegan hasta la raíz.

“Luego de estudiar artes culinarias me interesó cultivar mis propios alimentos y aunque la inversión es mayor a largo plazo resulta más costo efectivo”, destacó Leonardo Meléndez González, de 31 años, residente de Cayey.

Entre los productos que siembra Meléndez González figuran tomates, pepinos, ajíes, lechugas, así como yerbas aromáticas o medicinales. Este destacó que los alimentos y especies que siembra cumplen con calidad y frescura.

“La escala del huerto no me permite desarrollar una producción comercial. Sin embargo, tengo conocimiento de los incentivos y ayudas que el Departamento de Agricultura ofrece para este tipo de cultivo”, añadió el joven chef.

Otras personas deciden aprovechar el rápido interés por la siembra hidropónica y venden sus plantas para crear ganancias duraderas y factibles, como es el caso de Milton Seda, de 45 años, residente de Guaynabo, quien también creó un sistema hidropónico en el patio de su casa.

“Después de quedarme sin trabajo leí sobre la hidroponía y solito monté mi propio cultivo. La lechuga, cilantrillo, albahaca y menta se tardan alrededor de un mes a diferencia de siembra en tierra que tendrían que esperar unos sesenta días”, explicó Seda.

Según el vecino del barrio Hato Nuevo de Guaynabo, la venta de 300 plantas de especies al mes le resulta fácil.

“En un mes he ganado $1,200 en venta de lechuga y cilantrillo que le ofrezco   los vecinos y personas que visitan mi casa en busca de productos frescos. Estoy pensando crecer económicamente y pedir ayuda financiera al Departamento de Agricultura porque nunca pensé que ese sistema de cultivo sería tan exitoso”, admitió Seda.

Agricultura sostenible pero olvidada

Aunque en la isla existen 134 proyectos hidropónicos que son productores ya desarrollados, el Departamento de Agricultura ha tenido que cerrar fincas en varias ocasiones por manejo incorrecto del cultivo.

“El método hidropónico requiere un cuidado riguroso, ya que las plantas se nutren con agua de riego y no tierra esto conlleva un rutina específica. Lamentablemente los agricultores encargados de estos cultivos no siguen las instrucciones, si algo le pasa a ese sistema de agua  todas las plantas se afectan y mueren”, explicó el agrónomo y asistente de la Secretaria del Departamento de Agricultura, Arnaldo Astacio.

El agrónomo reveló que dichas fincas están siendo tratadas en el momento para poder darles uso nuevamente, sin embargo el mes de agosto de este año, DA estará contratando agricultores con requisitos y conocimientos específicos en el sistema de hidroponía para no pasar la agria experiencia de cerrar fincas con potencial de desarrollo económico.

Conozca sobre un agroempresario que optó por la hidroponía:

Email: andreaptoro@yahoo.com

twitter: andreap93

 

 

“La tierra es el futuro digno de esta isla”

En 2014 resurge el potencial productivo del agro boricua

 Por Andrea C. Pérez Toro 

REDIPR.COM 

 

La Iniciativa del Plan de Seguridad Alimentaria propone a todo puertorriqueño la práctica del cultivo casero como alternativa alimentaria (por: Andrea C. Pérez Toro)
La Iniciativa del Plan de Seguridad Alimentaria propone a todo puertorriqueño la práctica del cultivo casero como alternativa alimentaria (Foto por Andrea C. Pérez Toro)

La primera cosecha de arroz que se realiza en  Puerto Rico en 30 años es ejemplo del fortalecimiento del agro como motor de la economía.

Esta iniciativa es parte del primer Plan Nacional de Seguridad Alimentaria sometido por el Departamento de Agricultura.

El plan surge de una tesis creada por la secretaria del Departamento de Agricultura, Myrna Comas, como requisito de sus estudios doctorales.

En entrevista con Reportero Digital Puerto Rico, Comas dijo que este plan propone la orientación y acción inmediata ante la crisis alimentaria que padece la isla.

Además, el plan  sugiere el aumento de producción de alimentos locales sin bajar el precio del producto , de manera que el agricultor no se vea afectado y  a su vez el producto siga siendo costo efectivo.

Según la Organización de Agricultura y Comida (FAO, por sus siglas en inglés), dicha seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos nutritivos para satisfacer sus necesidades. Esta entidad internacional es parte de la Oganización de las Naciones Unidas.

“Este plan está basado en la canasta básica de lo que debe consumir el puertorriqueño. Muchos no entienden que existe una crisis alimentaria que podría afectarnos en el futuro. Lo que el Departamento de Agricultura quiere es proveer el alimento primordial en la isla”, dijo, por su parte, el agrónomo y asistente de la Secretaria del Departamento de Agricultura, Arnaldo Astacio.

Indicó que las 70 cuerdas de arroz que se sembraron en el pasado mes de julio permitieron servir el grano cultivado aquí tres veces durante el mes de abril en todos los comedores de planteles escolares públicos de Puerto Rico.

“La cosecha de arroz es un proyecto piloto ya que nunca se había sembrado el grano a esta escala por el Departamento de Agricultura. Nos dimos a la tarea de tratar la seguridad alimentaria, ya que el arroz es uno de los platos básicos en la comida del puertorriqueño, tratamos de evitar que tengamos que seguir importándolo. La tierra es el futuro digno de nuestra isla y hay que salir a sembrar”, explicó Astacio.

Como parte del fortalecimiento de la economía de Puerto Rico, proyectos como la primera cosecha de arroz en 30 años y el primer plan de seguridad alimentaria creado en la isla demuestran que el sector agrícola está siendo atendido minuciosamente por el  Departamento de Agricultura, añadió el agrónomo.

 

Jóvenes boricuas quieren comenzar a sembrar

Existe un grado de motivación creciente entre estudiantes de Sagrado Corazón

POR: Andrea C. Pérez Toro 

REDIPR.COM 

La idea de  la creación de un huerto casero parece atractiva  para muchos jóvenes universitarios, según  un sondeo realizado por Reportero Digital  de Puerto Rico en la Universidad del Sagrado Corazón (USC), en Santurce.

El breve sondeo reflejó que ocho de cada diez  jóvenes crearía un huerto casero.

“Nosotros los puertorriqueños tenemos la capacidad de producir. El cultivo casero tiene un beneficio económico y social. Por mi parte, ahorraría mucho dinero, no tendría que ir al supermercado a comprar productos que puedo sembrar en casa”,  expresó Shirlyan Rodríguez, estudiante de tercer año en la USC.

Según el sondeo, muchos estudiantes tomarían la decisión de crear un cultivo doméstico para evitar un gasto excesivo al momento de hacer la compra de frutas, vegetales y especies.

Sin embargo, algunos opinaron que eso no es una prioridad.  “No tendría tiempo para mantenerlo (huerto casero) y sería una responsabilidad más”, admitió Xavier Figueroa,  estudiantes de cuarto año de la USC.

“Cuando salga de todos los aprietos universitarios tendré mi huerto como mi papá que en su casa tiene siembra de piña, tomates, melón, especies como orégano, menta y cilantrillo”, reveló, por su parte, Coralys Gonzáles, de 20 años, estudiante de periodismo en la citada institución educativa.

 

Email: andreaptoro@yahoo.com

twitter: andreap93

 
 

Mire el vídeo acerca de la opinión de los estudiantes:

 

 

 

 

Un cultivo lleno de posibilidades:

 

 

El RUM (El Recinto Universitario de Mayagüez) ofrece cursos de Hidroponía Comercial al público en general (por: Andrea C. Pérez Toro)
El Recinto Universitario de Mayagüez ofrece cursos de Hidroponía Comercial al público en general (Foto por Andrea C. Pérez Toro)
Tomate hidropónico disponible en el supermercado Pueblo (por: Andrea C. Pérez Toro)
Hay tomates hidropónicos cultivados en Mayaguez, disponibles en Supermercados Pueblo (Foto por Andrea C. Pérez Toro)
Aunque el proceso de instalación de un cultivo hidropónico es trabajoso, con una rutina rigurosa el mantenimiento de las plantas se convierte en un fácil.
Aunque el proceso de instalación de un cultivo hidropónico es trabajoso, con una rutina rigurosa el mantenimiento de las plantas se convierte en uno fácil, asegurán agrónomos.
“Estos productos que yo siembro me han alejado del producto extranjero que venden en el supermercado”, admitió Leonardo Meléndez González.
“Estos productos que yo siembro me han alejado del producto extranjero que venden en el supermercado”, admitió Leonardo Meléndez González.