Puerto Rico Comiquero

¡Qué vivan los cómics! 

Los cómics en Puerto Rico buscar llegar a un nuevo público

Por Marieli A. De Jesús Gordils

REDIPR.COM

Al presente, el cómic puertorriqueño sigue buscando formas de diversificarse para llegar a una audiencia nueva a través de diferentes métodos de distribución.

“La distribución la hace el mismo artista, tocando cada puerta, gestionando, hablando con tiendas de cómics, librerías, y cualquier lugar donde se pueda vender su cómic”, explica el profesor y artista de cómics, Luis Jefté Lacourt.

En un intento por llegar a un público más amplio, varios artistas gráficos, estudiantes, escritores y profesores se unen para producir cómics, continuando así un importante legado en el arte puertorriqueño, dijo.

Con una trayectoria todavía en proceso de descubrimiento, el cómic puertorriqueño se mantiene activo, expuso.

“El talento en el dibujo siempre ha existido en este país pero lo que ha cambiado para bien es el contenido y la manera de llevarlo a un público nuevo, a los que leen, a los que entienden el Cómic o a los que logran entender la aportación de su lenguaje”, explica el profesor.

A finales del siglo XIX y a principios del siglo XX, el cómic boricua se transforma de acuerdo a la época en la que vive.

Partiendo de los años 60, el paquín era “una forma un soporte predilecto de publicación y los contenido eran mayormente educativos y propagandísticos”, explicó Lacourt.

Luego en los años 80, comienza la era de los súper héroes en los cómics locales, dándole paso al inglés y diferentes estilos de redacción, analizó.

En el 2000, emerge un grupo decidido a hacer ver los cómics, creando su propia identidad entre la literatura, explora Lacourt por medio de una investigación sobre el pasado del paquín boricua.

 

 

Locales comiquísimos

Nace una nueva tienda de cómics en Río Piedras

Por Marieli A. De Jesús

REDIPR.COM

Gracias al creciente apoyo que recibe la comunidad emergente de los cómics, varios establecimientos han adoptado al cómic como parte de su selección literaria.

Aunque algunas tiendas incluyen el cómic puertorriqueño en su mercancía, recientemente ha nacido una pequeña tienda especializada en cómics locales.

Mondo Bizarro localizada en el Paseo de Diego en Río Piedras se especializa en la distrubución de cómics locales al igual que cómics poco usuales en el mercado.

Tiene un espacio para descanzar, una barra y un espacio dedicado a artistas que quieran exhibir sus colecciones al público.

Otras tiendas que distribuyen cómics puertorriqueños son Libros AC en la avenida Juan Ponce de León en Santurce y Metro Comics, localizada en San Patricio Plaza.

Libros AC tiene un área especializada para cómics locales y cubren sus vitrinas con dibujos de diferentes artistas del cómic locales.

A pesar de que la tienda no es muy grande, Metro Cómics también reserva un área pequeña dedicada a este arte.

Ambos locales reciben nuevos escritores y artistas puertorriqueños constantemente.

 

La mayoría no leen cómics locales

El ‘no’ está en ventaja entre estudiantes universitarios

Por Marieli A. De Jesús

REDIPR.COM

 

El 75% de los estudiantes de la Universidad del Sagrado Corazón no leen cómics producidos en Puerto Rico mientras que solo un 25% frecuenta la lectura de estos cómics.

“Entiendo y lo respeto, pero no es de mi preferencia” explica la estudiante Indhira Concepción al responder que no lee cómics puertorriqueños.

La minoría que contestó que si frecuentaban esta lectura, se referían a las tirillas que salen en el periodico y no necesariamente a las producciones individuales.

Parte de la mayoría que respondió con un “no” es por que sienten que los cómics locales no tienen la exposición suficiente, como el caso de Topacio Guerra.

“No están al acceso mío”, comentó la estudiante  aunque luego explicó que si pudiese, les daría una oportunidad.

marieliaixa@gmail.com

Twitter: @AixaMarieli